Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Las cárceles de América Latina, un riesgo aumentado en tiempos de pandemia

Bogotá/Sao Paulo/Asunción.- Las cárceles de América Latina son un infierno por las pésimas condiciones sanitarias en que viven los presos, tanto que organizaciones de derechos humanos califican algunas de ellas como «medievales», una realidad que se torna dramática con la pandemia del coronavirus que pone en riesgo a más de 1,6 millones de reclusos.

La crisis por el COVID-19 ha movilizado esfuerzos y recursos en todo el mundo para responder a la emergencia sanitaria, pero como suele suceder, hay sectores de la población que son olvidados hasta que deciden protestar, como ya sucedió en Brasil, Colombia, Argentina, Perú y Paraguay.«La población carcelaria en América Latina está en una situación de alto riesgo fundamentalmente porque existe un problema común que es la sobrepoblación carcelaria en todos los países, sin excepción», dijo a Efe el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

HACINAMIENTO GENERALIZADO

Según Vivanco, en algunos casos el hacinamiento «sobrepasa el 100 % de capacidad que tiene el centro carcelario» y en otros llega al 20 o 30 %, situación que favorece la propagación del coronavirus ya que es imposible mantener la distancia mínima de un metro entre personas que recomiendan los expertos para evitar el contagio.

En América Latina hay cerca de 1,6 millones de personas privadas de la libertad, de las cuales dos terceras partes están en Brasil (773.000) y México (198.000), según datos del World Prison Brief, una plataforma del Instituto para la Investigación de Política Criminal y de Justicia (ICPR, sigla en inglés), que hace parte de la Birkbeck, Universidad de Londres.

En algunos países, como Haití, el hacinamiento llega al 454 %, mientras que en Brasil es del 167 % y en Colombia del 150 %, lo que hace de los centros de detención el caldo de cultivo perfecto para la propagación de cualquier virus.

«En esas prisiones las dificultades no son solamente la concentración de reclusos y el hacinamiento sino que hay problemas muy serios de higiene, falta de acceso al agua potable y a tratamientos médicos lo que hace deplorables las condiciones en general», alertó el director de HWR para las Américas.

PÁNICO Y MOTINES

La precariedad sanitaria de las prisiones, sumada al pánico mundial por el COVID-19, fue el detonante a mitad de mes de la fuga de cerca de un millar de presos de cárceles del estado brasileño de Sao Paulo, y de los motines simultáneos en 13 cárceles colombianas el pasado fin de semana, episodio que dejó 25 reclusos muertos y 83 heridos.

El eco de las protestas llegó hasta Argentina donde cinco presos murieron esta semana en revueltas en dos cárceles de la provincia de Santa Fe, mientras que otros dos perdieron la vida y 17 resultaron heridos en la cárcel de varones de Trujillo, en el norte de Perú.

En Venezuela, con un sistema de prisiones colapsado por la crisis del país, Julio Borges, comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores del presidente «interino», Juan Guaidó, pidió al alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, que interceda por los presos políticos.

Borges expresó en una carta a Borrell que «el régimen mantiene a más de 350 presos políticos a pesar de los incesantes llamados de su liberación que han hecho diversos gobiernos y organizaciones de defensa de derechos humanos».

PRIMERAS MEDIDAS

La matanza de presos en Colombia llevó al Gobierno a declarar la emergencia carcelaria, una herramienta que le permite tomar medidas como traslados y aislamiento de los internos, así como dar permisos a presos mayores de 60 años que no estén condenados por delitos graves, a enfermos o madres gestantes.

En Brasil, que cuenta con la tercera mayor población carcelaria del mundo, diversos estados han adoptado medidas para evitar la llegada del coronavirus a las prisiones.

En Sao Paulo, el estado más poblado y también el más castigado por el COVID-19, las visitas y las salidas temporales de las cárceles fueron suspendidas temporalmente, lo que provocó la fuga de mediados de mes.

Se adoptaron además medidas de prevención, como el acompañamiento de reclusos de grupos de riesgo, la imposición de 14 días de cuarentena a los recién llegados y el aislamiento de quienes presenten síntomas de la enfermedad.

«Igualmente fue elaborado un Plan de Contención en caso de que haya alguna sospecha de contaminación por coronavirus en alguna unidad carcelaria», explicó a Efe la Secretaría de Administración Penitenciaria.

En Minas Gerais, el segundo estado más poblado, el Gobierno regional creó 30 «presidios-cuarentena», donde los nuevos arrestados deberán permanecer por 15 días antes de que sean trasladados a una cárcel, y las visitas fueron suspendidas.

Distintas ONGs alertan de que las cárceles brasileñas, con casi 800.000 presos en un sistema que comporta 460.750, tienen las «condiciones perfectas para la transmisión del virus».

«Son instalaciones donde la gente vive hacinada, muy cerca unos de otros y las medidas de distanciamiento social son inviables», afirmó a Efe el investigador de HRW para Brasil, César Muñoz.

Por su parte, la directora ejecutiva de Amnistía Internacional (AI) en Brasil, Jurema Werneck, destacó que acompaña «con preocupación» la situación de poblaciones «históricamente dejadas al margen de las políticas públicas» en el país, entre ellas la carcelaria.

AYUDA DESDE DENTRO

Pero los reclusos también pueden ayudar en crisis como la pandemia actual, y es así que unos 200 presos de Sao Paulo confeccionarán cerca de 320.000 mascarillas de prevención contra el coronavirus, que serán vendidas en el mercado a precio de coste.

También en Paraguay las cárceles y centros de menores, que albergan a 16.000 personas en centros con cabida para 9.500, mantienen la cuarentena total, sin visitas de familiares ni clases, y sin motines hasta ahora.

La ministra de Justicia de Paraguay, Cecilia Pérez, aseguró en una entrevista con Efe que mantienen «reforzado el sistema de seguridad» en las cárceles, con supervisión «total» sobre los presos peligrosos, como los del Primer Comando de la Capital (PCC) o el Comando Vermelho, ambos grupos criminales brasileños con presencia en el país.

«Podrían querer aprovechar estas circunstancias pero hasta ahora no hemos tenido ningún episodio. Hemos tenido algunos mensajes de supuestas pretensiones de generar conflictos, pero al ahondar en la información no viene de ellos, viene de otros grupos e inclusive de afuera», explicó Pérez.

Ante la superpoblación carcelaria, Vivanco considera prioritario que los Gobiernos reduzcan el número de personas privadas de la libertad, como por ejemplo aquellos «que aún no han sido condenados y que se les imputen delitos no violentos, y quienes estén por cumplir la pena y hayan avanzado en tres cuartas partes de su condena».

«Un brote de coronavirus en una prisión latinoamericana clásica representaría una verdadera catástrofe por la imposibilidad de controlar el virus, entonces la recomendación que nosotros hacemos es que es necesario tomar medidas urgentes para reducir significativamente la población carcelaria», manifestó Vivanco.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Por qué América Latina está registrando «la mayor epidemia de dengue de su historia»

Mientras el mundo observa con atención la epidemia desatada por el nuevo coronavirus, América atraviesa la mayor propagación «en la historia» de otra enfermedad: el dengue.

Así lo reportó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) este miércoles, en un informe que señala que en 2019 fueron reportados 3.139.335 casos de la infección transmitida por mosquitos y causó 1.538 muertes.

Eso significa que la cantidad de personas que contrajeron esta enfermedad durante el año pasado es casi seis veces mayor a los registros de 2018 (561.393).

El año anterior con más casos en la historia en el continente americano fue 2015, cuando se presentaron 2.415.693 infectados (30% menos que en 2019).

«Países como Belice, Costa Rica, El Salvador, México, Nicaragua reportaron tres veces más casos que en el año previo. Otros países y territorios como Antigua y Barbuda, Brasil, Guadalupe, Guatemala, Honduras, Jamaica, Martinica y República Dominicana reportaron entre siete a diez veces más casos de dengue», indicó la OPS en su reporte anual.

Eso significa que el continente atraviesa un periodo epidémico de dengue por primera vez desde 2015.

En las primeras cuatro semanas de 2020 se registraron 125.514 casos, lo que supera la cifra del mismo periodo del año pasado.

La enfermedad

El dengue se transmite fundamentalmente por los mosquitos hembra de la especia Aedes aegypti y en los últimos años ha registrado altas tasas de propagación en diferentes partes del mundo.

Sus primeros síntomas son fiebres altas seguidas de dolores de cabeza y dolores musculares, de abdomen y de las articulaciones. Puede provocar también nauseas y vómitos.

Cuando se trata de un «dengue grave», antes conocido como dengue hemorrágico, puede constituirse en una enfermedad mortal.

2019

Los reportes de salud señalan que la tendencia de «aumento fuerte» de casos no solo se produce en este continente, sino también en Asia y África.

En América, el mayor aumento de incidencia del dengue (cantidad de casos por cada 100.000 habitantes) es Nicaragua (2.692), le siguen Belice (2.173) y Honduras (1.230).

Sin embargo, Brasil sigue siendo por una significativa diferencia el país con más personas infectadas: 2.226.865 (con una incidencia de 737 por cada 100.000 habitantes).

Detrás del gigante sudamericano se encuentra México en mayor número de casos al registrar 268.458 en 2019.

Nicaragua está en tercer lugar con 186.173 afectados por la enfermedad durante el año pasado.

Otro aspecto llamativo del informe es que en Honduras el 17% de los casos totales son dengue grave, mientras que en la mayoría de los países esa proporción está alrededor o por debajo del 1%.

Uruguay es el único país de Latinoamérica donde no se registró un solo caso de la infección a lo largo de 2019.

Reacciones

El preocupante informe de la OPS generó rápidas reacciones en diferentes países de la región.

En un boletín enviado a BBC Mundo, el Ministerio de Salud de Costa Rica informó que registró un 76% de aumento en los casos al hacer una comparación entre 2019 y 2020.

De acuerdo a la entidad, solo en la cuarta semana de este año (del 19 al 25 de enero) se presentaron 543 infecciones, mientras que en el anterior fueron 130.

«Tenemos un aumento drástico de los casos en la región centroamericana, lo cual exige el mayor de los compromisos de cada costarricense para luchar contra el mosquito y eliminar criaderos», afirmó el Director de Vigilancia de la Salud, Rodrigo Marín.

Mientras tanto, el representante de la Organización Panamericana de la Salud de Bolivia, Alfonso Tenorio, indicó que se trata de la «peor epidemia que se ha enfrentado del dengue en la historia de las Américas«.

El experto pidió a la ciudadanía una participación activa junto a los esfuerzos gubernamentales para combatir este brote, según un reporte del diario boliviano El Deber.

En Paraguay, donde el presidente Mario Abdo fue afectado por la enfermedad, se aprobó en el Senado una declaración emergencia sanitaria por la epidemia este jueves.

La medida podrá entrar en vigor este lunes, cuando la Cámara de Diputados vote para sancionar una medida que tendrá vigencia de 90 días.

Entre las recomendaciones que hace la OPS ante la mayor epidemia de dengue registrada en la historia está la de una revisión de los planes de emergencia de cada país, capacitar al personal de salud e involucrar a las comunidades en actividades de control y prevención.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Coronavirus: un argentino infectado en crucero japonés en cuarentena es el primero de América Latina

Desde el lunes, 3.500 pasajeros y tripulantes que viajaban en un crucero de la compañía Princess Cruises se encuentran en cuarentena frente a la costa de Japón debido a un brote de coronavirus.

Este viernes, la empresa publicó un nuevo reporte donde informó que entre las 41 personas que dieron positivo para coronavirus hay un argentino, del cual aún no hay más información.

De acuerdo con agencias internacionales y medios regionales, se trata el primer latinoamericano en contraer la enfermedad infecciosa.

Entre los que dieron positivo para coronavirus a bordo de la nave Diamond Princess hay 21 japoneses, ocho estadounidenses, cinco australianos, cinco canadienses y un británico.

El buque había zarpado de Yokohama (al sur de Tokio) el 20 de enero. Una de sus paradas fue Hong Kong, donde abordó un pasajero infectado del coronavirus de Wuhan, según el gobierno nipón.

La cuarentena en el buque terminará el 19 de febrero si no hay «imprevistos», informó Princess Cruises.

Según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado el jueves, hay 28.276 casos de coronavirus confirmados a nivel global, de los cuales 28.060 se encuentran en China.

Si bien el brote se encuentra ya en 216 países, de las 565 personas que han muerto, solo una estaba afuera de China, de acuerdo a dicho reporte de la OMS.

Ningún país de América Latina figura aún en el mapa de la OMS de distribución del coronavirus.

 

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Trump cancela su viaje a la Cumbre de las Américas y a Colombia

WASHINGTON.-El presidente, Donald Trump, no viajará a la Cumbre de las Américas en Perú ni a Colombia este fin de semana y enviará en su lugar al vicepresidente, Mike Pence, informó hoy la Casa Blanca.

“El presidente permanecerá en EEUU para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimiento globales”, explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado. Sanders agregó que “a petición del presidente, el vicepresidente viajará en su lugar”.

Trump tenía previsto viajar a Perú este viernes 13 de abril para participar en la Cumbre de las Américas, que reúne a los líderes de la región, y desplazarse el sábado a Bogotá, para mantener un encuentro bilateral con el presidente Juan Manuel Santos. Se trataba del primer viaje de Trump a Latinoamérica desde que llegó a la Casa Blanca a comienzos de 2017.

El presidente prometió este lunes responder “contundentemente” al presunto ataque químico registrado en Siria, del que responsabilizó al gobierno de Bachar al Asad, y dijo que tomará una decisión en las próximas horas sobre cuál es esa represalia. “No podemos dejar que esto ocurra en este mundo, especialmente cuando, gracias al poder de Estados Unidos, tenemos la capacidad de pararlo”, recalcó el mandatario.

Dos organizaciones apoyadas por EEUU han denunciado que al menos 42 personas murieron el sábado en la localidad rebelde de Duma, a las afueras de Damasco, con síntomas de haber sufrido un ataque químico. Pero ninguna otra fuente ha confirmado que se tratara de un bombardeo con sustancias químicas, y según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 21 personas perecieron ese día por asfixia, pero como resultado del “derrumbe de los edificios” en los que se encontraban.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Los 10 terremotos más potentes y mortíferos de la historia en América Latina

América Latina es una región especialmente expuesta a terremotos por su ubicación cercana a placas tectónicas en movimiento.

Prueba de ello son los muchos sismos que la región ha vivido a lo largo de su historia, como el ocurrido este martes en el centro de México que dejó más de 200 muertos.

Sin embargo, no siempre los temblores más potentes fueron los más devastadores sobre la población.

Ello se debe a diversos factores como la cercanía del epicentro a núcleos de población, la densidad de habitantes, los recursos de los países afectados, los protocolos de emergencia o la preparación de las infraestructuras, entre otros.

BBC Mundo recuerda los peores terremotos vividos en la historia de América Latina en función de su magnitud y del balance de víctimas mortales.

Los terremotos más potentes:

1. Chile, 22 de mayo de 1960: magnitud de 9,5

El terremoto de mayor magnitud registrado en el mundo tuvo lugar en Valdivia, Chile, en 1960. Dejó al menos 2.000 muertos y dos millones de personas damnificadas.

El sismo de magnitud 9,5 provocó erupciones de volcanes y un maremoto que destruyó ciudades de la costa chilena hasta cruzar el océano Pacífico y causar víctimas en lugares tan lejanos como Japón, Hawái o Filipinas, a donde llegó más de 15 horas después.

Chile es uno de los países de América Latina con mayor actividad sísmica debido a que gran parte de su territorio está expuesto al choque tectónico de las placas de Nazca y Sudamericana.

2. Chile, 27 de febrero de 2010: magnitud de 8,8

El terremoto de 2010 sacudió el centro-sur de Chile y afectó especialmente a las regiones del Maule y del Biobío, sobre las que se declaró el estado de excepción constitucional de catástrofe.

El terremoto se originó en el océano Pacífico, pero tuvo una duración de hasta cuatro minutos en las zonas más cercanas al epicentro. Se registraron más de 500 víctimas mortales, dos millones de personas damnificadas y destrozos en medio millón de viviendas.

Un fuerte tsunami impactó después la costa como consecuencia del terremoto y destruyó localidades ya afectadas por el sismo.

3. Ecuador, 31 de enero de 1906: magnitud de 8,8

Un terremoto con epicentro en el Pacífico y frente a la frontera de Ecuador y Colombia causó entre 500 y 1500 muertos en 1906.

La provincia de Esmeraldas, en la costa sur de Ecuador, fue la más perjudicada. La mayor parte de los daños fueron ocasionados por un tsunami posterior que arrasó el pueblo de Río Verde.

4. Chile, 8 de julio de 1730: magnitud de 8,7

El Servicio Sismológico Nacional de Chile le otorga al terremoto de Valparaíso de 1730 una magnitud de 8,7, si bien la ausencia de instrumentos de medición en la época hacen que las evidencias se bas e n en relatos y observaciones de los daños.

El epicentro del sismo fue el lugar que actualmente ocupa la ciudad de Viña del Mar, y dañó la infraestructura de algunas de las ciudades más pobladas como Valparaíso, Santiago, La Serena y Concepción.

5. Chile, 13 de agosto de 1868: magnitud de 8,6

Este sismo se registró en Arica, en el norte de Chile, cuando la ciudad estaba bajo soberanía peruana.

Según la Biblioteca Nacional de Chile, la mayoría de publicaciones de la época concuerdan en que el sismo tuvo una magnitud de 8,6 -otras fuentes lo elevan a 9- y dejó cuantiosos daños y cientos de fallecidos en las ciudades de Irica e Iquique. Casi la tercera parte fueron marineros que trabajaban en barcos de la bahía.

Los terremotos más mortíferos:

1. Haití, 12 de enero de 2010: 316.000 muertos

El país más pobre de América quedó devastado tras el terremoto de 2010 del que, aún hoy y tras sufrir otros sismos y huracanes, continúa recuperándose.

Con una magnitud 7 y el epicentro localizado a solo 15 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, el desastre dejó entre 100.000 y 3 00 .000 víctimas mortales, 350.000 heridos y más de 1,5 millones de personas sin hogar, según dio a conocer el gobierno un año después.

Miles de edificios se hundieron, incluidos el Palacio de Gobierno o la sede de Naciones Unidas. La falta de recursos, la precariedad de las construcciones, las aglomeraciones urbanas y la debilidad del Estado contribuyeron a hacer de esta una de las catástrofes humanas más graves de la historia.

2. Perú, 31 de mayo de 1970: más de 66.000 muertos

El terremoto más destructivo de la historia de Perú se registró en los Andes en 1970 y mató a entre 66.000 y 80.000 personas.

El temblor, de 45 segundos y magnitud 7,8, destruyó la ciudad de Huaraz (que perdió la mitad de su población) y provocó un desprendimiento de tierra que enterró y borró del mapa la ciudad de Yungay, en el departamento de Áncash.

Turistas visitan hoy los pocos restos que dejó la avalancha de piedras y lodo de esta ciudad, en el norte de la cual se creó un municipio llamado Nueva Yungay tras la desaparición del original.

3. Chile, 25 de enero de 1939: más de 24.000 muertos

El terremoto de la ciudad de Chillán de 1939, de magnitud 7,8, ostenta el récord de víctimas mortales en la historia de los numerosos sismos de Chile: entre 24.000 y 40.000, según diversas fuentes.

Debido a la hora en la que se produjo (11:32 de la noche), la mayoría de habitantes de Chillán no tuvo tiempo de salir a las calles. Quienes no murieron por causa directa del desastre, sufrieron las consecuencias de enfermedades y la falta de agua, higiene y alimentos.

Casi la mitad de los edificios de Chillán quedaron destruidos en este terremoto, que marcó el inicio de las grandes campañas de ayuda humanitaria en el país a las personas damnificadas.

4. Guatemala, 4 de febrero de 1976: 23.000 muertos

Guatemala se despertó en la madrugada del 4 de febrero de 1976 por un sismo de magnitud 7,5 que dejó alrededor de 23.000 fallecidos y 76.000 heridos.

Ya afectado por la pobreza y el conflicto armado interno, el país vio cómo 250.000 casas fueron destruidas y más de un millón de personas se quedó sin hogar.

Desaparecieron ciudades asentadas sobre la falla activada como Chimaltenango o Guastatoya. Se cavaron grandes fosas comunes en cientos de puntos del país para inhumar los miles de cadáveres que permanecían a la intemperie.

5. Nicaragua, 23 de diciembre de 1972: más de 10.000 muertos

El terremoto de magnitud 6,2 que destruyó Managua en vísperas de Nochebuena dejó al menos 10.000 muertos, si bien algunas fuentes elevan la cifra hasta casi el doble.

La inexactitud en el balance de víctimas se debe a que hubo cadáveres bajo los escombros que no pudieron ser rescatados y a la cantidad de personas desaparecidas que nunca pudo ser determinada.

Casi la totalidad de las viviendas se derrumbaron en el centro de la ciudad, que permaneció prácticamente en ruinas durante veinte años hasta que muchos edificios destruidos fueron retirados en la década de los 90. Aún hoy se pueden ver restos de aquel desastre.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

RD entre países con altas tasas de homicidio infantil

SANTO DOMINGO. La República Dominicana está entre los diez países de la región con las tasas más altas de homicidios de niños y adolescentes con un promedio de 11.8 muertes por cada cien mil habitantes.

Las cifras, que corresponden al año 2015, están recogidas en el informe del 2017 “En deuda con la Niñez” de la organización internacional Save the Children dado a conocer ayer.

De acuerdo a los resultados de la investigación, la edad estimada de las víctimas de homicidios es de 0 a 19 años, de casos registrados en América Latina y El Caribe, donde se estableció que los niños tienen casi 7 veces más probabilidades de morir asesinados que las niñas.

Además de República Dominicana tienen altas tasas de homicidios: Honduras, Venezuela, El Salvador, Colombia, Brasil, Guatemala, Trinidad y Tobago, Panamá y Belice.

De acuerdo a Yasmina Dickson, gerente de Comunicaciones de la entidad, los índices de los homicidios obedecen a diversos factores entre ellos la deserción escolar y la inseguridad en los espacios públicos.

Acorde a las clasificaciones, República Dominicana se encuentra entre unas de las peores naciones para ser niños o niñas ocupando el número 120 de un total de 172 países .

Los números indican además que el país tiene una tasa de mortalidad de menores de 5 años de 30.9 muertes por cada mil nacidos vivos, un 12.8% se encuentra en situación de trabajo infantil y la natalidad de adolescentes es de 97.3 partos por cada mil niñas entre 15 a 19 años.

De igual modo, el informe indica que el 7.1% de niños y niñas tienen retraso del crecimiento por malnutrición, así como que el 14.6% de los infantes en edad de educación primaria y secundaria no va a la escuela.

Save the Children trabaja en más de 120 países del mundo.

La definición de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la adolescencia como el periodo de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adulta, entre los 10 y los 19 años. Se trata de una de las etapas de transición más importantes en la vida del ser humano, que se caracteriza por un ritmo acelerado de crecimiento y de cambios, superado únicamente por el que experimentan los lactantes. Esta fase de crecimiento y desarrollo viene condicionada por diversos procesos biológicos. El comienzo de la pubertad marca el pasaje de la niñez a la adolescencia.
Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

América Latina debe conectar a 300 millones sin acceso a internet

SANTIAGO DE CHILE. La mitad de la población de América Latina, unos 300 millones de habitantes, carece de acceso a internet, un problema que la región debe superar en los próximos dos años si espera competir con las naciones desarrolladas.

“El desafío de América Latina es la banda ancha. El tema de la desigualdad en el acceso a internet hay que corregirlo rápidamente, no puede estar excluido la mitad del continente”, señala en entrevista a Efe el subsecretario chileno de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez.

“Es una vergüenza”, enfatiza Ramírez, quien este año es el presidente de turno de Regulatel, un organismo que fomenta la cooperación y coordinación de esfuerzos entre las organizaciones de reguladores y que promueve el desarrollo de las telecomunicaciones en América Latina.

A juicio del viceministro chileno, que la región esté recibiendo múltiples inversiones y haya una gran competencia en el sector, y que al mismo tiempo la mitad de sus habitantes carezcan de internet “es un golpe bajo” para el futuro.

“Las brechas de desigualdad de las personas que no están conectadas hoy en el continente tienen que ser abordadas mediante un pacto social, tiene que haber una conversación seria entre los actores y el Estado”, asevera.

Para el subsecretario chileno de Telecomunicaciones, el desafío de los gobiernos es que América Latina esté enlazada digitalmente por completo en los próximos dos años.

“El futuro está a la vuelta de la esquina”, porque las grandes potencias ya están inmersas en la tecnología 5G, subraya.

“Qué significa eso?, que mientras muchos países de nuestra región recién están implementado toda su red 3G, otros como Chile, Colombia, Brasil, República Dominicana y Costa Rica, están en un proceso de maduración del 4G, y Europa ya nos está presionando con el 5G”, explica.

La tecnología 5G “es uno de los adelantos digitales más fantásticos”, porque conecta objetos, no sólo personas, y así “se pueden tener industrias inteligentes, ciudades inteligentes”.

“En Chile tenemos dos proyectos interesantísimos, uno es en Codelco, la minera estatal más grande del mundo, y permite, mediante sensores, manejar totalmente desde Santiago la operación de una mina”, explica.

Y lo mismo sucede con las instalaciones de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) en Punta Arenas, la ciudad austral situada a más de 2.000 kilómetros de Santiago, “parte de cuyo proceso está sensorizado”.

La economía digital significa un enorme cambio cultural en la región, puntualiza el subsecretario Ramírez.

“Tenemos que crear dos condiciones, un mercado digital único y armonizar el espectro, la banda a nivel continental”, detalla.

Si América Latina desea desarrollar el llamado “internet de las cosas” (5G), se necesita una armonización dentro del continente para que países como Bolivia o Paraguay, que aún están muy limitados en ese aspecto, también puedan beneficiarse.

“Si utilizamos una misma banda o bandas distintas o bandas muy altas o muy bajas, los países más pobres no van a poder ir a ese ritmo. En cambio si hacemos una armonización en conjunto, toda la transferencia de conocimiento de una experiencia a otra se hará en tiempo real, y se pueden implementar mejores procesos tecnológicos de cambio”, subraya.

Ramírez prevé que el acceso a internet también traerá aparejado el despegue de las carreras técnicas, que se convertirán en un fenómeno del capital humano 4.0.

América Latina debe asumir esa prioridad pensando que la población está envejeciendo.

“La demanda en Chile de puestos de trabajo vinculados a la nube, el big data, la computación y la astroinformáticas será de unos 14.000 el próximo año, y en América Latina, de casi 138.000”,señala.

Pero el sector también tiene su lado “oscuro”, ya que los servicios de telecomunicaciones son los que mayor cantidad de quejas y reclamaciones reciben, junto con los farmacéuticos y los bancarios.

“Necesitamos reglas claras para las inversiones, para poder atraer capitales”, subraya incidiendo en el rol de supervisor del sector público.

Y las empresas también deben asumir su responsabilidad, especialmente en materia de infraestructura y su relación con el entorno.

No obstante, las reclamaciones han ido disminuyendo, puntualiza.

“Las empresas de telecomunicaciones cotizan en bolsa y las transacciones tienen en cuenta la relación con la comunidad, los reportes de sustentabilidad. Eso hoy vale dinero”.

“Porque lo que hoy día es tecnología, tal vez dejará de serlo en seis meses. Y el regulador tiene que ir a la par con ese cambio”, enfatiza el subsecretario de Telecomunicaciones.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Escándalo de Odebrecht, duro golpe a la infraestructura de A.Latina, dice ONU

PANAMÁ. El escándalo del pago de sobornos de Odebrecht, por el que la constructora fue vetada en varios países de América Latina, supone un duro golpe al ya deficitario sector de la infraestructura en la región y un desafío para la competitividad de la empresa privada en general, afirmó ayer un experto de la ONU.

El jefe regional para Infraestructura de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por su sigla en inglés), Lucio Cáceres, argumentó en una entrevista con Efe que Odebrecht “es una firma que ha sido parte importante de la capacidad ejecutora (en infraestructura) del continente”.

“La retirada del mercado, por lo menos provisionalmente”, tanto de Odebrecht como de otras constructoras brasileñas implicadas en una trama de corrupción que ha estremecido a Brasil, hace que la región “se enfrente con una situación bastante compleja, porque se le cortó la mano de las herramientas de ejecución”, añadió el funcionario de la ONU y exministro de Obras Públicas de Uruguay.

Esta situación “deja un espacio abierto” en el mercado que pudiera ser aprovechado por otras empresas de la región, “pero la verdad es que” ninguna “comparable con la magnitud de mercado que tenía en la zona” Odebrecht, que “es una gran compañía” aunque con “un problema”, sostuvo.

Según documentos publicados en diciembre por el Departamento de Justicia de EE.UU., Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en comisiones ilegales por más de 100 proyectos en Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela.

“¿Podrán competir? Ese es un tema muy neurálgico, porque muchas veces son empresas (las latinoamericanas) que están compitiendo con grandes asimetrías”.

Para limpiar su imagen, Odebrecht pidió disculpas públicas en diciembre y se comprometió a pagar multas por más de 2.000 millones de dólares a los gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza, y además adoptó en 2016 “una política de cumplimiento”, por la cual “se propone perfeccionar su modelo de gobernanza”.

Cáceres dijo este miércoles que “uno de los mecanismos que vemos que está funcionando” para llenar el espacio abierto dejado al menos provisionalmente por la constructora brasileña “es la aparición de la potencia china en la región”.

Ello seguramente hará que las empresas latinoamericana se unan en consorcios para competir por proyectos que también van a llamar la atención de los chinos, que cuenta con un poderoso brazo financiero.

“¿Podrán competir? Ese es un tema muy neurálgico, porque muchas veces son empresas (las latinoamericanas) que están compitiendo con grandes asimetrías” especialmente en materia de acceso al financiamiento, indicó.

La situación se potencia “sobre todo en el esquema actual de la región”, en donde muchos países “tiene una elevada deuda pública”, lo que limita su acceso al crédito con multilaterales y “lleva a que las obras se liciten con financiamiento de las empresas mediante concesiones y participación público-privada”.

Conseguir el “instrumento financiero va a ser desafío de las empresas en general”, señaló el funcionario de UNOPS, un organismo de la ONU que gestiona más de 1.000 proyectos humanitarios, de desarrollo y de consolidación de la paz para distintos asociados, indica su página web.

Es un escenario “complejo”, sobre todo si se mira “desde el punto de vista de que este continente necesita desarrollar su infraestructura, necesita inversión”, resaltó el funcionario de la ONU y profesor universitario.

En América Latina se invierte entre el 1 % y el 2 % del producto interno bruto (PIB) en infraestructura, cuando por ejemplo en el sureste asiático este indicador es de entre el 5 % y el 7 %, citó como ejemplo el directivo de UNOPS.

Lo ideal para la región sería invertir alrededor del 5 % del PIB en infraestructura, y este es un momento muy propicio para comenzar

a hacerlo porque las tasas de interés están bajas, dijo Cáceres.

Indicó que además del tema del manejo “inteligente” del financimiento, otro escollo que enfrenta el sector de la infraestructura en la región es la “calidad de los diseños y de la ejecución de las obras”.

La UNOPS es un organismo de las Naciones Unidas que gestiona o desarrolla en América Latina unos 70 proyectos, desde aeropuertos, museos y carreteras hasta provisión de cocinas y baños a casas de interés social, por un total de alrededor de 1.000 millones de dólares.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

RD y Nicaragua ocupan primer lugar en AL con niñas y adolescentes casadas o unidas

Santo Domingo.- República Dominicana ocupa, junto a Nicaragua, el primer lugar de niñas y adolescentes que en América Latina y el Caribe están casadas o unidas.

La afirmación fue realizada por Plan International República Dominicana (Plan RD) durante el lanzamiento del estudio que caracteriza esta problemática en las provincias de Azua, Barahona, San Juan, Pedernales y Elías Piña.

“El matrimonio infantil forzado es aquel en el que al menos uno de los dos contrayentes es un niño o niña y que se celebra sin el consentimiento pleno y libre de al menos uno de los contrayentes. Según la Convención de los Derechos del niño, se entiende por niño o niña todo ser humano menor de 18 años de edad”, afirmó en un comunicado Raquel Casares, de Plan RD.

Según datos de ENHOGAR MICS 2014 en el país el 12.5 % de las dominicanas entre 20 y 49 años se casaron o unieron antes de los 15 años y el 37 % antes de los 18 años. Actualmente, una de cada 5 adolescentes (23.4%) entre 15 y 19 años está actualmente casada o unida con un hombre 10 años mayor.

“Aunque muchas personas pueden pensar que una niña que se casa o se une porque es libre de decidirlo, el estudio encontró que esa libertad no es tal. El matrimonio infantil forzado es resultado de la violencia intrafamiliar, la expectativa de emancipación o la oportunidad de negociación que establecen las familias como una oportunidad de salida de la pobreza”, resaltó Jeannette Tineo, autora de la investigación.

Además, el estudio encontró que el matrimonio infantil forzado tiene una fuerte vinculación con el embarazo adolescente: “De las 10 niñas y adolescentes casadas con hombres adultos que fueron entrevistadas, siete estaban embarazadas al momento de establecer la unión”, afirmó Tineo.

Para enfrentar esta problemática, Plan RD propone una iniciativa legislativa que favorezca la protección debida del Estado a las niñas y adolescentes: “Exigimos al Congreso la revisión del Código Civil para elevar la edad mínima para contraer matrimonio o unión libre a 18 años para ambos sexos, sin excepción”, comentó Casares.

En este sentido, Plan RD trabajará de cerca junto a las comunidades, grupos juveniles y diferentes Comisiones del Congreso para lograr que este cambio se convierta en una realidad: “El Estado dominicano debe honrar los compromisos internacionales que ha firmado en materia de protección de la niñez, dando fin a la impunidad de los agresores que se amparan en un matrimonio y brindando oportunidades a las niñas de que desarrollen un proyecto de vida digno”, cerró la institución.

Plan International es una organización independiente, humanitaria y de desarrollo, que promueve los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas. Impulsamos el cambio de políticas públicas a niveles locales, nacionales, y globales, utilizando nuestro alcance, experiencia, y conocimiento.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

RD es el décimo país en Latinoamérica con mayores casos de depresión

Ginebra.-Al menos 322 millones de personas en el mundo sufren depresión, un 18 % más que hace una década, y otros 264 millones padecen trastornos de ansiedad, un incremento del 15 % respecto a hace diez años, según los últimos datos revelados ayer por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según un nuevo informe del organismo presentado de cara al Día Mundial de la Salud que se celebrará el próximo 7 de abril y que se centrará este año en la depresión, un 4,4 % de la población mundial sufre depresión.

La dolencia es más común entre las mujeres (5,1 %) que entre los hombres (3,6 %).

Concretamente, el informe subraya que el número de personas que sufre depresión ha aumentado un 18 % entre 2005 y 2015.

Pero además, la tendencia a sufrir desórdenes mentales va en aumento, sobre todo en los países de bajos y medianos ingresos, dado que la población aumenta y la esperanza de vida también.

Por eso hay más personas que llegan a una edad donde estos trastornos son más comunes, especifica la OMS.

De hecho, la prevalencia es mayor en la edad adulta que en la juventud: un 7,5 % en las mujeres de entre 55 y 74 años padecen depresión y un 5,5 % de los hombres de la misma franja sufren la dolencia.

La mitad de los 322 millones de personas que sufren depresión viven en el Sudeste Asiático y en la región del Pacífico, zonas donde están situados algunos de los países más poblados del mundo como China e India.

En Latinoamérica, Brasil es el país que más casos de depresión sufre: un 5,8 % de prevalencia; seguido de Cuba (5,5 %); Paraguay (5,2 %); Chile y Uruguay (5 %); Perú (4,8 %); Argentina, Colombia, Costa Rica y República Dominicana (4,7 %).

Les siguen Ecuador (4,6 %); Bolivia, El Salvador y Panamá (4,4 %); México, Nicaragua y Venezuela (4,2 %); Honduras (4 %) y Guatemala (3,7 %).

La depresión es la enfermedad que más contribuye a la discapacidad en el mundo (un 7,5 %) mientras que los trastornos de ansiedad es la sexta dolencia (un 3,4 %).

Además, la depresión es la primera causa entre las muertes por suicidio: 800.000 al año.

En relación a los desórdenes de ansiedad, se estima que el 3,6 % de la población mundial los padecía en 2015, un incremento del 14,9 % con respecto al año 2005.

Esta patología se da más en las mujeres (4,6 %) que en los hombres (2,6 %).

Concretamente, en la región de las Américas se estima que el 7,7 % de las mujeres padece ansiedad, mientras que en el caso de los hombres es un 3,6 %.

Brasil es de nuevo el país de Latinoamérica que más desórdenes de ansiedad padece (9,3 % de la población); seguido de Paraguay (7,6 %); Chile (6,5 %); Uruguay (6,4 %); Argentina (6,3 %); Cuba (6,1 %) y Colombia (5,8 %).

Les siguen Perú y República Dominicana (5,7 %); Ecuador (5,6 %); Bolivia (5,4 %); Costa Rica y El Salvador (4,6 %); Nicaragua y Panamá (4,5 %); Venezuela (4,4 %); Honduras (4,3 %); Guatemala (4,2 %) y México (3,6 %).

En números absolutos, la región del Sudeste Asiático es la que más casos de ansiedad padece: 60 millones o el 23 % del total, seguida de las Américas, con 57,22 millones y un 21 % de prevalencia.

A continuación se sitúan la región del Pacífico con 54,08 millones, un 20 %; Europa, con 36,17 millones, un 14 %; el Mediterráneo oriental, con 31,36 millones, un 12 %, y África con 25,91 millones, un 10 %.

Otra de las consecuencias de las enfermedades mentales en general son las pérdidas económicas que suponen, estimadas en un billón de dólares al año.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

RD figura entre los países de Latinoamérica donde aumentó la corrupción el pasado año

Berlín.-La corrupción aumentó el año pasado en América Latina, según el Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de la ONG Transparencia Internacional, que otorgó la mejor nota de la región a Uruguay y la peor a Venezuela.

El ránking, que a nivel mundial pone a Nueva Zelanda y Dinamarca como los países menos corruptos y a Somalia como el que más, evidencia que sólo dos de los 19 países latinoamericanos aprobaron -al obtener más de 50 puntos de un máximo de cien- y que once empeoraron sus datos con respecto al año pasado.

Tras Uruguay, que sumó 71 puntos y quedó en la posición 21ª de la clasificación general, se colocó Chile (24ª posición, 66 puntos), seguido de Costa Rica (41ª, 58 puntos), Cuba (60ª, 47 puntos), Brasil (79ª, 40 puntos) y Panamá (87ª, 38 puntos).

En el extremo contrario, cierran la tabla latinoamericana Venezuela (166ª posición, 17 puntos), Haití (159ª, 20 puntos), Guatemala (136ª, 28 puntos) y Paraguay, México y Honduras, compartiendo la 123ª posición, 30 puntos.

En medio quedan Colombia (90ª posición, 37 puntos), Argentina (95ª, 36 puntos), El Salvador (95ª, con 36 puntos), Perú (101ª, 35 puntos), Bolivia (113ª, 33 puntos), República Dominicana (120ª, 31 puntos) y Ecuador (120ª, 31 puntos).

Alejandro Salas, director de TI para las Américas, lamentó en declaraciones a Efe la caída general de los resultados de América Latina y destacó la evolución de cuatro países: México y Chile, por su comportamiento negativo, y Argentina y Brasil, por sus avances.

El caso de México «sorprende» no tanto por la caída como por su magnitud, indicó Salas, que señaló que sus resultados se explican por «la combinación de tres factores».

En el país se suman «uno tras otro» sonoros escándalos, como el de «la casa blanca», los «estudiantes de Iguala» o «el gobernador de Veracruz»; faltan avances en las reformas del presidente Enrique Peña Nieto para combatir la corrupción; y la justicia, que «casi no castiga a nadie», resulta ineficaz.

Chile, apuntó el director de TI para las Américas, sigue siendo un referente de transparencia para la región, pero sus datos empeoraron el año pasado, lo que es «una mala noticia para todos» por haber sido durante año un «ejemplo».

Su caída se explica por los «casos simbólicos» de «escándalos relacionados con la familia» de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, y otros de «financiamiento» de partidos por parte de «grupos muy poderosos».

Argentina destacó por mejorar sus resultados en cuatro puntos, el mayor avance de la región, señaló Salas.

A su juicio, es una «noticia positiva» la evolución de un país enclavado en la parte baja del ránking tras un década con los Kirchner, gobierno «muy cuestionados» por el «populismo», la «corrupción», las «prebendas y el amiguismo».

A su juicio, el cambio está relacionado con la llegada a la presidencia de Mauricio Macri, algo que «no es cuestión ideológica», sino el reflejo de una «nueva agenda, más realista» y de la puesta en marcha de medidas impopulares, pero «que al país le hacían tanta falta».

Brasil, «que venía cayendo sistemáticamente desde 2012», también experimentó una «pequeña mejora» que se puede explicar por el «muy buen trabajo» de fiscales, policías y jueces para investigar los grandes casos de corrupción del país, como Petrobras o Odebrecht, y acabar con la sensación de impunidad previa.

En el ránking global los mejores clasificados fueron Dinamarca y Nueva Zelanda, con 90 puntos, seguidos por Finlandia (89), Suecia (88), Suiza (86), Noruega (85), Singapur (84), Holanda (83) y Canadá (82).

En el vagón de cola, junto a Somalia (10 puntos), están Sudán del Sur (11), Corea del Norte (12), Siria (13), Yemen (14), Sudán (14), Libia (14) y Afganistán (15).

EE.UU., por su parte, alcanza la posición 18ª con 74 puntos; Francia, la 23ª, con 69; España, la 41ª, con 58; China, la 79ª con 40 puntos, empatada con India; y Rusia queda relegada a la 131ª posición, con 29 puntos.

TI destacó en un comunicado la amenaza de los populismos, que medran en el «círculo vicioso» de la corrupción sistémica y la desigualdad económica y social.

Cuando los populistas, como el recién elegido presidente de EE.UU., Donald Trump, ponen en práctica sus promesas empiezan a «destruir o manipular» las instituciones democráticas, a «debilitar» las estructuras que ejercen de contrapesos en los Estados.

«Nosotros hemos comprobado que cuanto más débiles son las instituciones mayor es la corrupción. Y los populistas debilitan las instituciones», advirtió Salas.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Casi el 60 % de la población de América Latina sufre sobrepeso, según la FAO

Santiago de Chile.-América Latina y el Caribe han logrado grandes avances en la reducción del hambre y la desnutrición, pero han registrado un preocupante aumento del sobrepeso, que afecta a casi el 60 por ciento de los habitantes de la región, indicó la FAO en un informe difundido hoy en Santiago.

El sobrepeso y la obesidad tienen un mayor impacto en las mujeres y se observa una tendencia al alza en niños y niñas, precisa la FAO en el informe «»Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe», elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cerca del 58 % de los habitantes de la región, lo que equivale a 360 millones de personas, tiene exceso de peso.

Salvo en Haití (38,5 %), Paraguay (48,5 %) y Nicaragua (49,4 %), el sobrepeso afecta a más de la mitad de la población de los países latinoamericanos y caribeños.

Los países con una mayor incidencia del sobrepeso son Bahamas (69 %), México (64 %) y Chile (63 %), según el documento.

La obesidad, en tanto, afecta a 140 millones de personas, el 23 % de la población regional, y las mayores tasas se observan en países del Caribe: Bahamas (36,2 %), Barbados (31,3 %) y Trinidad y Tobago (31,1 %).

El incremento de la obesidad ha tenido un impacto mucho mayor en las mujeres, pues en una veintena de países latinoamericanos la tasa de obesidad femenina es 10 puntos porcentuales superior a la de los hombres, precisa el informe de la FAO y la OPS.

También ha aumentado en América Latina y el Caribe la obesidad infantil, un problema que azota al 7,2 % de los niños menores de 5 años.

Según el informe, uno de los factores que explican el alza de la obesidad y el sobrepeso es el cambio en los patrones alimentarios, que ha provocado un incremento del consumo de productos procesados.

«El crecimiento económico, el aumento de la urbanización y los ingresos medios de las personas, y la integración de la región en los mercados internacionales han reducido el consumo de preparaciones tradicionales y aumentado el consumo de productos ultraprocesados», se indica en el documento.

Para hacer frente a esta situación, la FAO y la OPS llaman a promover sistemas alimentarios saludables y sostenibles que involucren la agricultura, alimentación, nutrición y salud.

Los Estados deben fomentar la producción sostenible de alimentos frescos, seguros y nutritivos, asegurar su oferta y su disponibilidad, especialmente para los sectores más vulnerables, agrega el informe.

Los citados organismos destacan que países como Barbados, Dominica y México han aprobado impuestos a las bebidas azucaradas, mientras que Bolivia, Chile, Perú y Ecuador cuentan con leyes de alimentación saludable que regulan la publicidad o el etiquetado de alimentos.

Sin embargo, estas medidas deben ser complementadas con políticas para aumentar la oferta y el acceso a alimentos frescos y agua potable, el fortalecimiento de la agricultura familiar y programas de educación alimentaria, precisa el informe.

El alza del sobrepeso en América Latina y el Caribe ha ido de la mano de la reducción del hambre en la región, una lacra que actualmente afecta al 5,5 % de la población, según cifras de la FAO del periodo 2014-2016.

El Caribe es la región con un mayor porcentaje de personas que pasan hambre (19,8 %), fundamentalmente en Haití, que posee la tasa de hambruna más alta del planeta, con un 53,4 %.

La desnutrición infantil crónica también ha mejorado en la región, con una caída del 24,5 % en 1990 al 11,3 % en 2015, una reducción de 7,8 millones de niños.

Pese a los avances, 6,1 millones de niños padecen aún desnutrición crónica: 3,3 millones en Suramérica, 2,6 millones en Centroamérica y 200.000 en el Caribe.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

América Latina está estancada en la lucha contra desnutrición, dice experto

Guatemala.- La seguridad alimentaria y nutricional en América Latina está estancada o al menos, no ha mejorado: unos 34 millones de personas siguen sufriendo de subnutrición, el 47,7 % de los niños menores de 5 años padece anemia y el 49,8 %, aproximadamente 1,3 millones, tiene desnutrición crónica.

Las cifras «no han variado ostensiblemente en la región, siguen siendo las mismas y siguen siendo preocupantes», reconoce en una entrevista con Efe en Guatemala el director regional para América Latina del Programa Mundial de Alimentos (PMA), el peruano Miguel Barreto.

América Latina y el Caribe produce suficientes alimentos para satisfacer las necesidades de todos sus habitantes, pero el problema central de la inseguridad alimentaria sigue siendo el mismo: la falta de acceso a los nutrientes, una dieta poco variada, la alta vulnerabilidad a los desastres naturales y la desigualdad social.

Con el verbo educar enraizado en su discurso, Barreto, consciente de que es necesario revertir esta situación, aboga por afrontar unas situaciones que ya son «casi cotidianas» con políticas públicas y programas orientados al cambio de hábitos alimenticios: «No todos aquellos que dejan de ser pobres extremos comen mejor».

Es decir, no hay una relación directa entre la reducción de la pobreza y la mejora de la seguridad alimentaria de la población, por lo que hay que invertir en «educación nutricional» y promoción de productos con niveles de micronutrientes que suplan las carencias de la dieta local de las poblaciones más vulnerables.

DIETA EN GUATEMALA

En Guatemala, por ejemplo, la «dieta estática» está basada en maíz, fríjol, algún vegetal y, «de vez en cuando», un huevo. Es necesario acercar productos ricos en fosfato o hierro «sin impactar en el coste de la canasta básica», abunda.

Identificar los micronutrientes de los que carece la población, como ya hizo el PMA en Guatemala con un estudio innovador y único, ayudará a que el país centroamericano deje de ser el que más desnutrición crónica infantil tiene de toda la región: casi la mitad de los niños menores de 5 años padece esta lacra.

«Hay que generar evidencia de cuál es realmente el problema para poder solucionarlo», insiste Barreto, y recuerda que en Bolivia o Perú se realizaron estudios parecidos que ayudaron a detectar los obstáculos y atajarlos, pues a veces, insiste, el problema está en que la población no sabe cómo utilizar los micronutrientes.

Sobre si es posible que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, cumpla su promesa y reduzca en 10 puntos la desnutrición crónica infantil en menores de 2 años durante su mandato (2016-2020), el director regional del PMA reconoce que es «bastante, bastante complicado», pues los resultados requieren de 5 a 10 años para ser visibles.

Pero al margen de ello, continúa, «lo adecuado es que los Gobiernos promuevan una mesa de diálogo» que permita que esta problemática se aborde «a largo plazo» -más allá del periodo de Gobierno y del color del partido político- y con la implicación de todos los sectores.

El éxito de algunos países en el combate a esta lacra, como Chile, México o Uruguay, pasó por mantener el plan, las estrategias, las metas y las intervenciones: «Afrontar los problemas de desnutrición requiere de un acuerdo nacional que vaya más allá de un periodo de Gobierno».

Barreto, cuestionado por si la situación en América Latina es crítica, reconoce que hay cuatro puntos complicados: el Corredor Seco centroamericano, la zona alto andina, Haití y la inmediatez ante los desastres, factores para los que el PMA está colaborando con los Gobiernos.

Preliminarmente, avanza, «la situación estructural de pobreza y vulnerabilidad en el Corredor Seco» requiere de un tratamiento especial para solucionar los problemas a largo plazo. Durante 4 años la zona ha sufrido una sequía continua que, según las cifras iniciales, ha «complicado» los índices de la desnutrición aguda.

Hace más de 20 años, el fotógrafo sudafricano Kevin Carter sorprendió al mundo con la imagen de un niño sudanés famélico vigilado de cerca por un buitre. Los críticos vieron sensacionalismo y otros solo una realidad que continúa hoy en día. También en América Latina.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

El 37 % del hambre mundial desaparecería con comida que desperdicia América Latina

Comida HambreSantiago de Chile.-Con la comida que se pierden en América Latina se podría alimentar al 37 % de la población que sufre hambre en todo el mundo, advirtió ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En la región se pierden o desperdician hasta 348.000 toneladas de alimentos al día, cifra que tendrá que ser reducida a la mitad en los próximos catorce años si la región quiere alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), señaló la FAO.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un conjunto de 17 objetivos y 169 metas destinadas a resolver los problemas sociales, económicos y ambientales que aquejan al mundo, cubriendo los próximos 15 años (2015-2030).

Los ODS -adoptados por 193 países en la cumbre celebrada en septiembre del año pasado en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York- sustituyen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que expiran este año.

Uno de estos objetivos consiste precisamente en reducir a la mitad -para 2030- el desperdicio mundial de alimentos per cápita tanto en la venta al por menor y a nivel de los consumidores, como en las cadenas de producción y distribución.

Al respecto, la FAO señala que 36 millones de personas en América Latina podrían cubrir sus necesidades calóricas sólo con los alimentos perdidos en los puntos de venta directa a consumidores.

Esto representa un poco más de la población de Perú y más que todas las personas que sufren hambre en la región.

La FAO y otras agencias de Naciones Unidas están elaborando un documento llamado Índice Global de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos que será clave para que los países cuantifiquen sus pérdidas y definan estrategias para lograr el citado Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Un total de 127 millones de toneladas de alimentos (223 kilos por habitante) es el monto anual de pérdidas y desperdicios en América Latina.

Estos alimentos serían suficientes para satisfacer las necesidades alimenticias de 300 millones de personas, lo que representa el 37 % de las personas que sufren hambre en todo el mundo, indicó la FAO, que subrayó que la región ya está trabajando para revertir esta situación.

Con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, durante 2015 los gobiernos de América Latina establecieron una red de expertos, una estrategia regional y una alianza regional para la prevención y reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos.

En Costa Rica y República Dominicana se crearon Comités Nacionales dedicados al tema, y Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, San Vicente y las Granadinas y Uruguay están discutiendo iniciativas similares.

La lucha contra el desperdicio alimentario también es parte del principal acuerdo de lucha contra el hambre en la región, adoptado por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y que considera la eliminación de las pérdidas y desperdicios como una condición fundamental para acabar con el hambre al año 2025.

Por países, la situación y las iniciativas son diversas. Así, Argentina desperdicia el 12 % de su producción agroalimentaria, mientras que Brasil ha presentado proyectos de ley para poner en marcha una política de reducción de pérdidas y desperdicios y para regular la donación de alimentos.

Chile está desarrollando estudios de medición de pérdidas, además de actividades de recuperación de alimentos en puntos de venta, en tanto que Colombia ha pedido apoyo técnico a la FAO para formular políticas públicas sobre este problema, y Costa Rica desarrolla estudios para disminuir los desperdicios en comedores.

Asimismo, República Dominicana está trabajando con el sector público, privado y con organismos internacionales y la sociedad civil para consolidar un banco de alimentos.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

República Dominicana entre los países más corruptos de América Latina

Felix BautistaBERLIN. La corrupción se mantiene como un problema sistémico en Latinoamérica, con Venezuela como máximo exponente y con Uruguay y Chile como los países más transparente de la región, según el último el Índice de Percepción de la Corrupción 2015 de la ONG Transparencia Internacional.

En el estudio, basado en la percepción de expertos del sector privado sobre la corrupción en el público, destaca este año el caso de Brasil, el país que más descendió en el índice mundial (cinco puntos), tras salir a la luz el escándalo de Petrobras.

También bajó cuatro puntos Guatemala, con la caída del presidente Otto Pérez Molina, y Chile, ejemplo tradicional de limpieza en la región, perdió dos puntos en un año en el que el hijo de la presidenta, Michelle Bachelet, se vio envuelto en un caso de corrupción.

A pesar de ello, señaló a Efe el director de las Américas de TI, Alejandro Salas, 2015 debería ser considerado como un año “muy interesante”, ya que salieron a la luz grandes escándalos en distintos países y personas, que parecían intocables apenas doce meses antes, acabaron en la cárcel o ante la justicia.

Frente al estancamiento de los últimos años, subrayó, comienzan a verse movimientos y “novedades”, con millones de personas en las calles de Guatemala, Honduras o Brasil pidiendo que se ponga freno a la corrupción.

El desafío ahora, según TI, será abordar las causas sistémicas que permiten la corrupción, lo que en la mayoría de los casos exigirá “profundas reformas institucionales”.

El índice global de 2015 mantiene a Dinamarca como el país más transparente de los 168 analizados, mientras que Somalia y Corea del Norte siguen como los estados con los sectores públicos más corruptos.

Transparente

En la región latinoamericana, Uruguay sigue a la cabeza como el país más transparente y ocupa el puesto 21 de la tabla, con 74 puntos del máximo de 100, que denotaría la ausencia total de corrupción.

El país ha mejorado un punto y ha ampliado así su distancia frente a Chile, que ha perdido tres puntos, hasta los 70, y se sitúa en el puesto 23 de la tabla.

También logra el aprobado Costa Rica, con 55 puntos y en el puesto 40.

A partir de ahí se suceden los suspensos y la peor calificación le corresponde a Venezuela, en el puesto 158 de la tabla con sólo 17 puntos, dos menos que en al anterior índice.

Comparte puesto con Haití, que sigue su evolución negativa y también pierde dos puntos.

Paraguay sigue asimismo en el furgón de cola, en el puesto 130, pero Salas destacó la mejora de tres puntos respecto al anterior informe, hasta los 27, y lo atribuyó a las medidas adoptadas para dinamizar el clima de negocios en la región.

En el mismo puesto se coloca Nicaragua y algo por encima, en el puesto 123, se sitúa Guatemala, con 28 puntos.

Honduras pierde dos puntos, hasta 31, y aparece en el puesto 112 de la clasificación, mientras que Ecuador, que baja un punto, y Argentina, que pierde dos, comparten el puesto 107 con una nota de 32.

República Dominicana

En el puesto 103 se coloca la República Dominicana, que gana un punto y logra 33; en el 99, Bolivia (34 puntos, uno menos que en el anterior estudio); y en el 95, México, que mantiene los 35 puntos.

Perú baja dos puntos, hasta los 36, y se sitúa en el puesto 88 de la tabla, mientras que Colombia se queda con los 37 que tenía en el puesto 83.

Por encima se sitúa Brasil, en el puesto 76 con 38 puntos; y Panamá, que gana dos puntos respecto al anterior índice y comparte con El Salvador la posición 72.

Cuba, en el puesto 56, es el país suspendido más cercano al aprobado, con 47 puntos (uno más que el año pasado), calificación que Salas opinó que puede atribuirse al “autoritarios más vertical” que rige en el país y que “de alguna manera puede llegar también a controlar la corrupción” y a evitar que ese fenómeno se desborde.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Conozca los países con mejores y peores carreteras en America Latina

carreteraRedacción (BBC Mundo).- Hay pocos símbolos tan notorios de las limitaciones del desarrollo latinoamericano como el mal estado de sus carreteras.

Sin embargo, dentro de la región hay una gran variedad en las condiciones de su infraestructura.

No siempre es función de su riqueza o pobreza relativa.

Algunas de las naciones latinoamericanas con economías más exitosas en años recientes afrontan problemas notorios para mantener sus vías.

Mientras que otras naciones con recursos más limitados han conseguido mejores resultados a la hora de construir carreteras que le hagan la vida más fácil a sus ciudadanos y aumenten la productividad de sus empresas.

Lea también: Por qué es tres veces más barato mandar un contenedor de Colombia a China que dentro de Colombia

Chile, el mejor

Varios estudios coinciden en señalar a un país en particular como el que más ha avanzado en construir un sistema de carreteras de acuerdo con sus aspiraciones de desarrollo.

Chile aparece en varias mediciones, como el ganador regional en infraestructura de carreteras, por su red de 77.764 kilómetros que incluye 2.387 kilómetros de autopistas, y las buenas condiciones en que las mantiene.

Carretera en Venezuela

La calidad de las carreteras tiene un importante impacto sobre el bienestar de la población.

Un estudio del Foro Económico Mundial, el Informe Global de Competitividad, coloca en su más reciente edición a Chile al frente entre los países latinoamericanos.

El reporte, que documenta la opinión de líderes empresariales sobre la situación de las carreteras en su propio país, ha tenido a la nación sudamericana como el mejor clasificado en América Latina por dos años consecutivos, seguida de cerca por Panamá.

A igual conclusión llega el Banco Mundial, que en su Índice de Desempeño de Logística, agrupa a los países según la calidad de su infraestructura de transporte (y que por tanto incluye además de carreteras, a puertos y otras obras similares) nuevamente dándole la mayor calificación en la región a Chile, seguido de cerca por México y Panamá.

En el puntaje del Banco Mundial, la infraestructura de transporte chilena aparece empatada con la de naciones europeas como Grecia y mejor que la de Bulgaria o Rumania.

Los que tienen más problemas

Al otro extremo de las tablas en estos estudios, están naciones con problemas más serios de infraestructura.

Carretera en Chile

Varios estudios señalan a Chile como el que tiene la mejor infraestructura de la región.

Tanto los datos del Foro Económico Mundial como los del Banco Mundial ubican a Haití como una nación con particulares retos en este campo.

Los 4.266 kilómetros de carreteras construidas en esa nación contrastan con los 19.705 en la vecina República Dominicana, país con el doble de territorio pero que tiene casi cinco veces más vías construidas y que aparece en el quinto puesto del listado del Foro Económico Mundial en cuanto a la calidad de las carreteras en América Latina.

Igualmente salen con bajo puntaje en el listado del Foro Mundial Paraguay y Colombia, en donde es notoria la insatisfacción de la población con sus carreteras.

El listado del Banco Mundial, por su parte, le otorga muy bajos puntajes en infraestructura a naciones como Nicaragua y Bolivia.

Geografía y gerencia

Como puede verse, la existencia de recursos no es el único determinante de la calidad de las carreteras.

Sin duda hay también factores geográficos.

Carretera en Perú

Muchas de las carreteras latinoamericanas están en regular estado.

Brasil, por ejemplo, una nación que sale por debajo de Panamá en el índice del Banco Mundial, tiene dimensiones continentales y el reto de mantener una red de 1.580.965 kilómetros de carretera, casi cuatro veces mayor que la de México y casi 100 veces más grande que la de Panamá.

Y por supuesto hay elementos de política y administración interna.

“Los proyectos de infraestructura involucran un monto no negligible de complejidad en su planeación, financiación, construcción operación y mantenimiento”, le dice a BBC Mundo Pablo Rodrigues de Almeida, jefe de infraestructura en el Foro Económico Mundial.

Entre las dificultades administrativas que menciona el experto están la necesidad de identificar correctamente la demanda que tendrán estos proyectos de infraestructura y, por supuesto, la escogencia de un modelo correcto de financiación para las obras, ya sea público o privado.

Impacto

Camiones en Brasil

Las buenas carreteras tienen un fuerte impacto social y económico en la comunidad.

Igual, pocos discuten el enorme impacto económico y social que tienen estos proyectos, no solo a nivel de la competitividad económica del país, sino a nivel micro, en el nivel de vida de la gente.

El Banco Mundial anunció hace poco los resultados de un estudio técnico que mostraba el impacto en la vida cotidiana de la gente causado por un plan de construcción de carreteras en el estado brasileño de Tocantins.

“Vimos cosas como un aumento en la participación escolar para las niñas por el impacto de las mejores carreteras”, le dice a BBC Mundo Eric Lancelot, experto en transporte de la entidad multilateral.

Ante lo que surge la pregunta obvia: cómo hacer para cubrir esa brecha pendiente en la construcción de carreteras en América Latina.

Hace un par de décadas se presentó a la privatización y la participación empresarial como la solución mágica que ayudaría a terminar con el atraso en las carreteras.

Hoy la gente lo ve con más escepticismo.

“Definitivamente el sector privado seguirá jugando un papel clave en el desarrollo de la infraestructura pero hay que tener prudencia frente al espejismo de que el sector privado va a resolver todos los problemas”, asegura Lancelot.