Categorías
NACIONALES NOTICIAS VIDEOS

VIDEO: Intensa humareda de Duquesa afecta al Gran Santo Domingo

Santo Domingo.-Una intensa neblina se ha sentido en las primeras horas de este martes en distintos sectores del Distrito Nacional, afectados de la humareda que emana del vertedero Duquesa, en Santo Domingo Norte.

Ayer las autoridades de Medio Ambiente informaron que tenían bajo control el fuego, que se originó durante la madrugada del domingo.

El pasado lunes se informó del fuego y de la presencia del humo en algunos barrios del Gran Santo Domingo.

Hoy se ha registrado la humareda en los municipios Santo Domingo Norte y Este, y también en el Distrito Nacional.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Lajún vuelve a impedir que Santo Domingo Este deposite basura en Duquesa

SANTO DOMINGO ESTE. El cabildo de Santo Domingo Este fue impedido de verter sus desechos sólidos ayer en el vertedero de Duquesa por orden de la empresa Lajún Corporation.

Así lo informó hoy Felipe Decena, director general de Limpieza y Aseo Urbano del cabildo, quien informó que se vieron obligados a depositar en el vertedero de Boca Chica.

Indicó que el alcalde Alfredo Martínez dio instrucciones para que se llevara la basura a Boca Chica en donde más de 40 camiones y volquetas trasladaron la basura hasta las 10:00 de la noche.

Manifestó que Martínez es un alcalde que no se deja chantajear y que su empeño es mantener el municipio limpio, libre de basura, porque ese es su único compromiso.

El funcionario edilicio descartó que el impedimento tenga que ver con asunto económico porque el municipio está al día en el pago a Lajún. Sospecha que es por retaliación debido a que la empresa la exige la firma de un documento, que el alcalde rechaza si no es aprobado por el Conejo de regidores.

Extraoficialmente s informó que también el municipio de Los Alcarrizos fue impedido de depositar en Duquesa.

La situación ocurre en medio de conversaciones para la búsqueda de un acuerdo entre Lajún y los alcaldes del Gran Santo Domingo con la mediación del Ministerio de Medio Ambiente.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Revenden Duquesa por 13.5 millones de dólares a empresas

Opera con un permiso ambiental vencido, impuso un aumento a los ayuntamientos de hasta un 1,100 por ciento a las tarifas por tonelada de basura depositada en Duquesa, cuyos terrenos afirma son de su propiedad, y ha demostrado que puede cerrar y abrir cuando quiera.¿Qué tanto se conoce de esta empresa contratada para gestionar el vertedero de Duquesa, cuyas medidas adoptadas han puesto en aprietos a las autoridades municipales y en riesgo la salud de más de tres millones de personas?

El nombre de Lajún Corporation empieza a sonar en los medios de comunicación en el 2007, cuando fue contratada para operar y gestionar el único vertedero que tiene el Gran Santo Domingo para llevar sus desechos.

El contrato, de fecha 1 de marzo del 2007, le otorga a Lajún, en ese entonces representada por Germán Cornelio, la administración y desarrollo del “relleno sanitario” por un periodo de 10 años, que vencía justo en este mes, de no existir una modificación de 2009, que extiende la duración del contrato a 15 años, es decir hasta el 1 de marzo del 2022. En el 2011 se realizó un adendum a este contrato. Para esa fecha la empresa tenía como gerente a José Antonio López.

Dicho contrato establece que la empresa podrá recibir y tratar como sitio de disposición final los desechos domésticos, comerciales e industriales generados en los ayuntamientos del Distrito Nacional, Santo Domingo Oeste, Pedro Brand, Pantoja, Santo Domingo Este, cabildos que están obligados a pagar una tarifa a Lajún por dichas operaciones.

En cuanto a Santo Domingo Norte, el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), en “calidad de propietaria”, mediante resolución no. 1189 de fecha 1 de septiembre de 2008, firmado por el entonces director Domingo Enrique Martínez Reyes, otorgó a este ayuntamiento el uso gratuito de una porción de terreno de aproximadamente 1 millón 238 mil metros cuadrados del terreno de Duquesa por un periodo de 20 años.

El contrato al cual se ha hecho referencia también atribuye a Lajún gran parte del beneficio de la explotación de biogas y el desarrollo de un proyecto de reciclaje de los desechos vertidos en el vertedero.

Ya para el 2009, Lajún exigía un aumento en el pago por el manejo de los desechos dentro del vertedero, que actualmente no pasa los dos dólares por tonelada, dando inicio a los enfrentamientos entre esta empresa y los cabildos. La guerra es declarada en julio del 2013, cuando el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte (ASDN), en la sindicatura de Francisco Fernández, toma control de Duquesa, alegando incumplimiento de los términos del contrato.

Un vertedero con varios dueños

Este hecho destapó una caja de Pandora sobre la titularidad de los terrenos de Duquesa. En respuesta a la acción del ASDN, los recientes y actualmente dueños de Lajún Corporation, Michael Lee Chin, de Portland Holdings (de capital jamaiquino) y Luis José Asilis, de Grupo Metro (de capital dominicano), manifestaron su rechazo a la medida por tratarse de una “expropiación de un activo privado”.

La empresa llevó el caso al Tribunal Superior Administrativo, órgano que rechazó la medida cautelar solicitada.

Luego de seis meses administrando el vertedero, el ASDN entregó de nuevo a Lajún el control del vertedero. Para ese entonces, el alcalde Francisco Fernández argumentó que los nuevos accionistas cumplían con los requerimientos exigidos.

Y es que un velo de misterio cubren las negociaciones en torno a los terrenos del vertedero de Duquesa, bien público que ha pasado de mano en mano, sin que hasta el momento se determine la legalidad de sus ventas. elCaribe tuvo acceso a una copia del “contrato de venta de inmueble y cuotas sociales de Lajún Corporation (SRL)” firmado el 20 de mayo del 2011, donde queda establecida la venta por un valor de 13 millones 500 mil dólares de una porción de terreno de 875 mil 373. 12 metros cuadrados dentro de la parcela no. 9 del Distrito Catastral no. 21 del Distrito Nacional sección Duquesa, en Santo Domingo Norte, en el cual se encuentra ubicado el vertedero.

El contrato certificado por el notario público José Rafael Rodríguez, indica que en condición de únicos socios de Lajún Corporation, José Antonio López Díaz, y Darleny Indhira López Polanco vendieron las cuotas sociales de esta compañía, incluyendo el derecho sobre el inmueble, a Reclaimed Resources Dominicana, con asiento en Santiago de los Caballeros, representada por su presidente y gerente, el norteamericano Teddy Eugene Cox. En esta negociación fungió como garante, Reclaimed Resources (LTD), sociedad comercial con asiento en los Estados Unidos de Norteamérica, representada por Teddy Eugene Cox.

¿Y si Duquesa no es del vendedor?

De acuerdo con el artículo 7 del contrato que hace referencia a las garantías, José Antonio López Díaz es “el real y exclusivo” propietario del inmueble donde opera Duquesa. Explica que para esta negociación se llevó a cabo un procedimiento de deslinde y traspaso del inmueble ante la Jurisdicción Inmobiliaria del Distrito Nacional. También destaca lo siguiente: “que si se establece que tanto las cuotas como el inmueble no son propiedad del vendedor y por tanto impidiese o anulase la transferencia, el vendedor devolverá al comprador el precio de la venta más los gastos en que haya incurrido el comprador”.

López Díaz vendió, cedió y transfirió “de manera definitiva e irrevocable” la cantidad de 50 mil cuotas sociales de Lajún (totalidad de las cuotas) con un valor nominal de 100 pesos cada una. El artículo cuatro de dicho contrato explica que el desembolso de estas operaciones se efectuó en “un único pago por la suma equivalente al precio de venta, la cual será pagada a más tardar 30 días naturales siguientes a la firma del contrato”.

Comisión del CEA dice operaciones son ilegales

En 1995, el expresidente Joaquín Balaguer, dio el poder al entonces administrador del CEA, Dimas R. de Moya, para establecer una dación en uso de los terrenos utilizados para el vertedero de Duquesa al Ayuntamiento del Distrito. El presidente de la Comisión Evaluadora de los Terrenos Registrados a nombre del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), Bautista Rojas Gómez, afirmó que cualquier transacción, donación, venta o arrendamiento de estos terrenos que se haya hecho es ilegal.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Obreros laboran en condiciones muy precarias

vertedero_duquesaLas fundas de desperdicios sobresalen de los tanques, apoderándose de aceras y contenes del residencial, hasta que el camión recolector irrumpe a bocinazos, haciendo salir presurosos a los vecinos. Es cuando Moreno y Ramón entran en acción.Unos desgastados guantes de tela son la única barrera que los “protege” de gusanos, lixiviados y material cortante o peligroso que encuentran dentro del cúmulo de basura que diariamente recogen de las calles de Santo Domingo.

Moreno levanta casi mecánicamente el tanque y lo vierte dentro del camión, dejando escapar algunas latas y cáscaras de plátano que recoge con las manos. Las mismas manos sucias con que se seca el sudor de mediodía, con las que se cubre la nariz tras un estornudo y las que horas más tarde usará para comer.

No lleva uniforme, ni botas de goma, ni chaleco reflectante. Solo una gorra raída que le cubre del extenuante sol caribeño. Con su lento andar, y más de 50 años a cuestas, sale de su casa a las 4:00 de la madrugada para la apestosa e insalubre jornada que terminará a las 6:00 de la tarde. Trabaja de lunes a lunes, y el día que por alguna razón no puede asistir al trabajo recibe una amonestación, acompañada de un descuento de RD$500 de su salario. Gana RD$10,600 al mes, poco menos que el salario mínimo que apenas le alcanza para el pasaje y algo de comida para su familia.

Mientras el camión acomoda los desperdicios, Moreno va rebuscando entre la basura tratando de encontrar algún objeto de valor y los va agrupando en una fundita como si fuera un tesoro. Dice que se enferma poco, pese a lo peligroso de su oficio. “Ya uno ni se enferma…yo digo que será Dios que cuida a uno, porque no es fácil estar bregando con este vaho y esta asquerosidad”.

Aunque en teoría debe ser vacunado cada tres meses para evitar el contagio de cualquier virus o enfermedad, dice que no es así y vuelve a engancharse al camión verde propiedad de ADN Services S. A., la principal empresa contratista que tiene a su cargo el servicio de recogida de basura a los Ayuntamientos del Distrito Nacional (ADN), de Santo Domingo Oeste (SDO) y de Los Alcarrizos, donde adquiere el nombre de Consorcio Higiene Integral S.A.

Salarios de hambre

Igual de precarias son las condiciones laborales de los obreros de las empresas recolectoras que recogen la basura a los ayuntamientos de los municipios de Santo Domingo Este y Santo Domingo Norte, con salarios que van de RD$4 a 5 mil.

Sólo trabajan uniformados los miembros de las brigadas dispuestas por el ADN para el aseo y limpieza de parques y calles céntricas del Distrito Nacional. Estos tienen un salario de RD$5,000.

“Este es un trabajo que uno lo hace por no robar. Nada más nos salva la boronita que a veces nos da la gente”, afirma un obrero en Santo Domingo Oeste que devenga poco más de RD$4,000, de los cuales le descuentan una cuota por concepto de seguro médico y otra correspondiente a la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP).

En Duquesa dicen que cumplen

En el caso del vertedero de Duquesa, el gerente de operaciones de la empresa Lajun Corporation, que administra el mayor botadero de basura del país, donde se vierten diariamente más de cuatro mil toneladas de basura, afirmó que los 79 trabajadores (entre operadores, personal de administración y almacenes) a su cargo, trabajan con la indumentaria adecuada y que actualmente no hay constancia de licencias médicas por enfermedad ocupacional.

Max Da Silva dijo que los empleados son vacunados cada cierto tiempo en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y que también realizan un operativo de fumigación dos veces al año, tanto en el vertedero como en las inmediaciones.

En Duquesa convergen entre 450 a 500 camiones recolectores al día de todos los municipios que conforman el Gran Santo Domingo, es por ello que uno de los compromisos contraídos por la empresa es la construcción de un dispensario médico en el mismo vertedero, para prestar atención primaria y de emergencia, tanto a los obreros de los cabildos, como a los buzos y moradores de las comunidades de Los Casabes y Duquesa.

Problemas se agudizan en Santiago

La situación es aún peor en la provincia de Santiago, donde a mediados del mes de febrero, obreros y empleados de la empresa recolectora Urbaser se vieron forzados a bloquear la entrada de la compañía con piedras, neumáticos y troncos de árboles en reclamo del pago de unos RD$14 millones por concepto de cinco quincenas atrasadas y prestaciones laborales, luego que el cabildo suspendiera los contratos de recolección y los otorgara a una empresa de origen puertorriqueño.

José Augusto Peña, secretario general del sindicato de trabajadores de Urbaser, informó que los problemas de los 132 obreros y empleados de Urbaser comenzaron en el mes de noviembre del 2013, cuando la empresa presentó atrasos con el pago de dos quincenas, luego con tres y ahora con las liquidaciones.

Dijo que desde hace un año, a los obreros municipales también les fueron suspendidos los servicios médicos.

Vulnerables a enfermedades

La manipulación de todo tipo de desperdicios, sin la debida protección, expone a los trabajadores a una gran cantidad de enfermedades. Las patologías más comunes y de mayor incidencia entre los obreros municipales son las gastrointestinales, como amebiasis; respiratorias, como la gripe, infecciones de la piel, como el herpes, dengue y dolores musculares, según una investigación realizada en la Universidad Popular de la Chontalpa, H. Cárdenas, en Tabasco, México, cuyos resultados podrían perfectamente extrapolarse al país.

A esto se suma un mayor riesgo de contraer tétanos, debido a que los obreros no usan el calzado adecuado y están expuestos a cualquier corte o perforación con clavos. Los riesgos son aún mayores para aquellos que recogen los residuos patológicos  en clínicas y hospitales. Según un estudio realizado en Argentina,  denominado “Bioseguridad en el personal recolector de residuos patogénicos municipales de la ciudad de Paraná”, los riesgos de contraer sida, hepatitis B, hepatitis C y A, tuberculosis, sífilis, herpes simple, pediculosis y zoonosis, se multiplican debido al mal manejo de los residuos peligrosos y a la falta de protección para su recolección.

OIT establece servicios básicos

Según el Convenio Número 161 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre los servicios de salud en el trabajo, creado en el año 1985, se definen los servicios básicos de salud ocupacional, como servicios preventivos, asesoramiento del empleador, trabajador y sus representantes sobre los requisitos necesarios para establecer y conservar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable, que favorezca una salud física y mental óptima en relación con el trabajo y de la adaptación de éste a las capacidades de los trabajadores, teniendo en cuenta su estado de salud física y mental. El artículo 5 del referido convenio establece que los servicios de salud en el trabajo deberán asegurar la identificación y evaluación de los riesgos que puedan afectar a la salud en el lugar de trabajo y la vigilancia de los factores del medio ambiente de trabajo y de las prácticas que puedan afectar a la salud de los trabajadores, incluidos las instalaciones sanitarias, comedores y alojamientos, cuando estas facilidades sean proporcionadas por el empleador.

Asimismo, el asesoramiento en materia de salud, seguridad e higiene en el trabajo y de ergonomía, así como en materia de equipos de protección individual y colectiva. También la vigilancia de la salud de los empleados en relación con el trabajo; la adaptación de las labores a los trabajadores y la asistencia en pro de la adopción de medidas de rehabilitación profesional, entre otras.

Irregularidades se manejan en la sombra

El presidente del Consejo Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael –Pepe- Abreu, afirma que las irregularidades que cometen este tipo de empresas se manejan de forma silenciosa, quizás por la marginalidad con que están acostumbrados a valorar a sus trabajadores. El dirigente sindical sostiene que esas compañías casi nunca son supervisadas por los ayuntamientos para verificar el trato que le dispensan a sus empleados, “y poco a poco se va creando una especie de carga a la sociedad con ese tipo de obreros que prácticamente no tienen, en definitiva, cómo ser compensados a la hora del retiro o para poder sostenerse él y su familia en el tiempo en que son activos”.
Abreu critica el hecho de que los cabildos cuando se distribuyen los presupuestos se asignan partidas para aumentar los salarios de regidores y empleados de determinadas categorías, pero casi nunca se acuerdan del tema de los empleados fundamentales, “que son los que se enfrentan a la cotidianidad de bregar con los desperdicios que la ciudadanía va dejando”. Argumenta que los obreros del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) son los que reciben las peores pensiones del sistema.

Salarios
La remuneración de los obreros por el trabajo que realizan es muy precaria. Oscila entre los 4 a 10 mil pesos mensuales.

Insalubridad
La manipulación de los desperdicios sin la debida protección expone a los trabajadores a múltiples enfermedades.
Por María Teresa Morel
El Caribe