Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Confirman torso desmembrado en aguas danesas es de periodista desaparecida

ESTOCOLMO. El torso humano descubierto en aguas danesas pertenece a la periodista sueca que desapareció el 10 de agosto a bordo de un submarino diseñado por un inventor al que fue a entrevistar.

Este torso de mujer, cuyos brazos, piernas y cabeza fueron “deliberadamente seccionados”, según la autopsia, fue descubierto el lunes por una persona que se encontraba en la bahía de Køge, a unos 50 km al sur de Copenhague.

El inventor danés Peter Madsen, de 46 años, es sospechoso de “homicidio involuntario por negligencia” pero el director de la investigación de la policía criminal en Copenhague, Jens Møller Jensen, no descartó el miércoles que se modificara el cargo que pesa sobre él.

La identificación de este cuerpo decapitado fue realizada a partir de una muestra de ADN extraída del tronco mutilado y de un cepillo de dientes y un peine que pertenecían a la periodista, detalló Møller Jensen en rueda de prensa.

También se encontró abundante sangre de Kim Wall en el submarino.

El policía reveló que el torso había sido atado a una pieza de metal para que permaneciera en el fondo del agua. Las “heridas” hacen pensar que se intentó “asegurar de que el aire y el gas salieran del cuerpo para que no subiera a la superficie”, agregó.

Desde hace varios días se están llevando a cabo intensas búsquedas en la zona, efectuadas con helicópteros, barcos y un equipo de submarinistas. Estas operaciones en el mar continuaban el miércoles con el objetivo de encontrar las otras partes del cuerpo.

Dolor y rabia

Kim Wall, una periodista sueca independiente de 30 años que trabajaba entre Nueva York y China, embarcó la noche del 10 de agosto a bordo del submarino “Nautilus”, junto al propio inventor, para hacer un reportaje.

Su compañero denunció su desaparición el 11 de agosto. Ese mismo día, Madsen fue rescatado por las autoridades danesas en Öresund, entre las costas danesas y suecas, poco antes de que el submarino naufragara.

La policía cree que el inventor provocó el hundimiento del “Nautilus” “deliberadamente”. El aparato fue sacado a la superficie y examinado por la policía científica.

En un primer momento, Madsen había dicho que la periodista había desembarcado con vida en la isla de Refshaleoen, en Copenhague, la noche del 10 de agosto.

Tras ser detenido, cambió la versión de los hechos y explicó que Wall había fallecido en un “accidente” y que había lanzado su cuerpo al mar, en la bahía de Køge.

Para la abogada de Madsen, la identificación del cuerpo de Kim Wall no cambia nada la tesis de la defensa, y más teniendo en cuenta que la autopsia no ha permitido esclarecer las causas de la muerte.

“Mi cliente y yo misma nos congratulamos de que finalmente se haya establecido que (el torso) de Kim Wall es el que se halló”, declaró Betina Hald Engmark, citada por Dansk Radio.

El miércoles, tras el anuncio de las autoridades danesas, la madre de la periodista expresó en su cuenta Facebook su “dolor y su rabia infinita”.

El “UC3 Nautilus” era el mayor sumergible de fabricación casera del mundo en el momento de su construcción en 2008 por Peter Madsen con la ayuda de un grupo de voluntarios, descritos en la página web dedicada al aparato como “aficionados de los submarinos”.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Estocolmo en estado de shock tras el ataque con camión

ESTOCOLMO. “Era terrible, había cuerpos por todas partes”, cuenta Rikard Gauffin, testigo del ataque con camión que ensangrentó Estocolmo el viernes hundiendo el corazón de la capital sueca, de costumbre animado, en un funesto silencio.

Restaurantes, bares y cines del centro de la ciudad cerraron sus puertas por la tarde y los habitantes de Estocolmo respetaron la consigna de las autoridades de permanecer en sus hogares.

El autor del ataque continuaba oficialmente en fuga el sábado hacia las 02H00 GMT.

El ataque se produjo alrededor de las 15H00 (13H00 GMT) cuando un camión embistió a peatones en una calle peatonal con abundantes comercios, la más frecuentada de la capital, Drottninggatan.

A esa hora, un viernes, los habitantes de Estocolmo salen de las oficinas. De hecho la calle estaba repleta de gente cuando surgió el camión.

El último balance de la policía dio cuenta de cuatro muertos y 15 heridos, entre ellos varios niños.

Los testigos describieron una masacre, cuerpos destrozados, ríos de sangre, una imagen dantesca hasta ahora inconcebible en una de las capitales considerada como una de las más seguras de Europa.

“Un camión grande entró (…), arrolló todo, pasó arriba de todo”, recuerda Rikard Gauffin. “Era aterrador”, dijo a la AFP.

Otro testigo, Marko, estaba en un café no muy lejos cuando vio pasar el camión. “Primero embistió a una mujer, y luego a otras personas”, relató al periódico Aftonbladet.

Confinados en el cine’

Hasan Sidi explicó por su parte que vio a dos ancianas acostadas en el suelo. Una de ellas perdía su sangre. “Una murió (…), no sé si la otra sobrevivió”. “La policía estaba en shock, todo el mundo estaba afectado”, dijo.

El camión terminó embistiendo la fachada de un comercio, desprendiendo un espeso humo blanco.

Los servicios de emergencia llegaron rápidamente a la zona y la policía cerró el barrio. Rumores de detonaciones hicieron temer en un primer momento otro ataque.

Las autoridades desplegaron helicópteros sobre la zona invadida por el ruido de las sirenas y las idas y vueltas de los furgones de policía en las calles pidiendo por altavoz a la problación que regresara a sus hogares.

El servicio de metro y de trenes suburbanos fue suspendido tras el ataque. Miles de personas, en pánico, dejaron el centro de la ciudad a pie. En los cines los espectadores tuvieron que permanecer confinados durante horas.

“De repente se interrumpió la película, nos dijeron que hubo un atentado y que debíamos permanecer en el interior. Ya van seis horas que esperamos en la sala de proyección sin poder salir”, explicó entonces a la AFP Lovisa, una estudiante contactada por teléfono.

Los hechos recuerdan los ataques perpetrados en Londres, Berlín y en Niza, en el sur de Francia, cuyos autores embistieron a una multitud con vehículos.

El 22 de marzo un británico de 52 años mató a cinco personas al lanzar su coche contra unos transeúntes que cruzaban el puente de Westminster en Londres, antes de apuñalar a muerte a un policía delante del parlamento.

En diciembre, 12 personas murieron después de que un hombre utilizara un camión robado para embestir a la gente que paseaba por un mercado de Navidad en Berlín.

El ataque más mortífero de este tipo en los últimos meses fue el del 14 de julio de 2016 en Niza. Aquel día, un individuo atropelló a numerosas personas que asistían a los fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional francesa, causando 86 víctimas mortales.

Los servicios de seguridad suecos advertían sobre la posibilidad de un ataque de esta naturaleza en Suecia, pero nadie lo creía realmente.

“Nunca hubiese pensado que podía suceder en Suecia”, reconoció Haval, un empleado de oficina de 30 años.

por Camille BAS-WOHLERT y Ilgin KARLIDAG

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Suecia invita al mundo a llamar por teléfono a su gente

SueciaESTOCOLMO. Una asociación de Turismo en Suecia abrió una línea telefónica donde los turistas llaman a ciudadanos suecos a través de una aplicación en sus teléfonos. La idea de la organización es conectar a los visitantes con la gente común, quienes trasmiten su cultura o forma de ver el mundo.

En su página de internet, la Asociación Sueca de Turismo dice que la idea es “despertar la curiosidad de la personas sobre Suecia, nuestra cultura, naturaleza y forma de pensar. Para lograr esto, contamos con la gente de Suecia”.

No se trata de algo completamente al azar. Los suecos que toman las llamadas bajaron voluntariamente una aplicación a sus celulares. Sin embargo, no se les dan instrucciones sobre lo que tienen que decir.

“Es como cuando los suecos viajan por el mundo. No sabes con quién vas a platicar o qué van a decir”, dijo Magnus Ling, director de la asociación de turismo, un grupo sin fines de lucro.

Unas 3.000 personas habían marcado el “Número Sueco” el jueves al mediodía, un día después de su lanzamiento, y prácticamente el mismo número de suecos se habían inscrito para responder las llamadas, dijo Ling.

El sitio en internet dice que la iniciativa es en honor de los 250 años de la Ley de Libertad de Prensa que el país promulgó en 1766, que se cree es la primera del mundo que apoyó la libertad de expresión.

Ling admite que hubo otro motivo: atraer a gente a la asociación turística, la cual se financia a través de membresías. Los suecos que se inscriban para recibir llamadas recibirán un email donde se les invitará a afiliarse al grupo.

Las llamadas no se monitorean pero sí se graban, “por eso si alguien dice que fue amenazado o acosado podemos revisar quién fue e incluso bloquear ese número”, explicó Ling.

El mayor número de llamadas que llegaron provinieron de Turquía. Ling no sabe por qué, pero supone que tiene que ver con la iniciativa de promocionarse tanto en medios tradicionales como en las redes sociales.

Después de inscribirse al servicio, este periodista de The Associated Press en Estocolmo recibió cuatro llamadas en más o menos una hora. La primera era una mujer de Turquía que hablaba poco inglés. El segundo colgó. El tercero era un estudiante de ingeniería de Gran Bretaña.

El cuarto fue otro periodista: Tim Nudd, editor creativo en Adweek en Nueva York.

“Solo quería saber cómo funciona esto”, dijo Nudd.

Él también estaba escribiendo un artículo al respecto.

Por KARL RITTER, Associated Press