Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Miles marcharon en EEUU por los derechos de los homosexuales y contra Trump

WASHINGTON. Miles de personas salieron a las calles ayer en al menos 50 ciudades de EEUU para participar en la “Marcha de la Igualdad por la Unidad y el Orgullo”, en defensa de los derechos de los homosexuales y en “resistencia” a las políticas del nuevo Gobierno de Donald Trump.

Con emblemas como unas enormes letras de “resistencia” en los colores del arcoíris, la marcha central tuvo lugar en la capital del país, Washington DC, desde la plaza Farragut, pasando por la Casa Blanca, hasta la explanada de jardines y monumentos del National Mall.

La protesta, que tuvo réplicas en al menos otras 50 ciudades del país, tuvo un carácter reivindicativo ante el nuevo Gobierno de Trump pero también de celebración por los avances conseguidos por la comunidad LGTB (Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).

En una caminata llena de color, pudieron verse carteles de “disentir es patriótico”, “Trump-Pence, malos para EEUU” o “Recordando Pulse”, la discoteca gay en la que, hoy hará un año, tuvo lugar la peor matanza por arma de fuego en la historia reciente del país.

El domingo 12 de junio de 2016, Omar Mateen, un estadounidense de origen afgano, sembró el terror en Pulse tras irrumpir armado con un fusil de asalto y una pistola automática y comenzar a disparar indiscriminadamente contra los asistentes a una fiesta latina.

Denunciar ese crimen es una de las razones que llevaron a Lara Morris, una investigadora de Maryland, a unirse este año por primera vez a una manifestación por los derechos de los homosexuales.

“Esa noche supimos más que nunca que falta tanto por hacer. Que no podemos confiarnos por los avances logrados, hay que seguir luchando para abrir mentes y destruir prejuicios”, explicó a Efe la joven.

Aunque durante la campaña electoral Trump se declaró “amigo” de la comunidad LGTB y se mostró más abierto al respecto que otros republicanos, el colectivo está muy preocupado por el perfil de los políticos que ha colocado en puestos clave.

El mayor exponente es el vicepresidente Mike Pence, un ultraconservador en temas sociales que como gobernador de Indiana se granjeó el rechazo de la comunidad LGTB y las asociaciones defensoras de los derechos de la mujer debido a sus políticas.

También con sus primeras medidas en la Casa Blanca, Trump ha decepcionado a quienes creyeron ver en él un político mucho menos comprometido con las ultraconservadoras posiciones en temas sociales que mantienen amplios sectores de su partido.

El pasado 22 de febrero, Trump revocó una norma proclamada por su antecesor, Barack Obama, que permitía a los alumnos transexuales usar los baños y los vestuarios que prefirieran en función del género con el que se identificaran.

Esta decisión colocó al mandatario en una nueva batalla con numerosos congresistas del Partido Demócrata e importantes organizaciones, como Human Rights Campaign, asociación que impulsó la legalización del matrimonio homosexual en EE.UU. -lograda en junio de 2015- y que consideró “vergonzosa” la decisión de Trump.

La protesta de hoy, además de afirmar la “resistencia” ante el nuevo Gobierno, tenía el objetivo de llamar la atención sobre la discriminación que sufre el colectivo LGTB y pedir más derechos.

El manifiesto de la marcha destaca además otras causas, como los derechos de los discapacitados, la prevención de la violencia contra la comunidad LGTB y el apoyo a los inmigrantes de este colectivo.

La marcha se inspiró, según sus organizadores, en la multitudinaria Marcha de las Mujeres del 21 de enero, la primera gran protesta contra Trump, solo al día siguiente de que se instalara en la Casa Blanca.

Desde entonces, Washington DC y otras ciudades del país han sido escenario de grandes protestas contra el presidente casi cada fin de semana, con temas como el cambio climático o la inmigración.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Demandan a varios países del Caribe por prohibir la entrada de homosexuales

CaribeLimitMarSan Juan, Puerto Rico.-Un abogado jamaiquino ha logrado llevar ante la Corte Caribeña de Justicia (CCJ) a Trinidad y Tobago y a Belice por tener leyes que impiden la entrada de homosexuales en sus territorios, pese a que estas normas no se suelen aplicar.

Representantes legales de Trinidad y Tobago y de la Comunidad del Caribe (Caricom) -organización regional a la que pertenecen ambos países- comparecieron hoy ante la CCJ en relación a esta demanda, según confirmó el supervisor del Registro de esa instancia judicial, Nadal Hardial, en entrevista telefónica.

Según detalló, la demanda fue interpuesta por el abogado jamaiquino Maurice Tomlinson en mayo de 2013 y en ella alegaba que había «provisiones discriminatorias contra la comunidad LGBT en las leyes de inmigración de Trinidad y Tobago y Belice».

Tomlinson, abiertamente homosexual, dice haber comprobado personalmente dicha discriminación en ambos países, donde la homosexualidad está considerada ilegal y está perseguida con penas de cárcel.

La CCJ es el único árbitro del Tratado Revisado de Chaguaramas dándole jurisdicción exclusiva sobre los asuntos que surjan de la violación del Mercado Común de la Comunidad del Caribe (CSME), que garantiza la libertad de movimiento a los ciudadanos de los países miembros para que viajen entre sus territorios.

El argumento del abogado jamaiquino para acudir al CCJ se basa en que la legislación de ambos países violan el derecho de los ciudadanos homosexuales del CSME a moverse libremente entre sus países miembros.

Después de un largo proceso administrativo, la CCJ ha decidido aceptar a trámite la demanda de Tomlinson y hoy celebró una audiencia sobre el caso en su sede, en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago.

Doce de los quince países miembros de Caricom pertenecen a la jurisdicción de la CCJ: Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Corte de Uganda invalida ley contra gays

UGANDA-GAYSKAMPALA, Uganda (AP) — Un tribunal en Uganda invalidó el viernes una ley contra los gays promulgada a comienzos de este año, al afirmar que fue aprobada ilegalmente durante una sesión parlamentaria sin quórum y por lo tanto era inconstitucional.

El panel de cinco jueces de la Corte Constitucional del país de África oriental dijo que la presidenta del parlamento actuó de manera ilegal cuando permitió la votación sobre la medida a pesar de por lo menos tres objeciones sobre la falta de quórum en la sesión del 20 de diciembre.

«La presidenta del parlamento estaba obligada a asegurar que hubiera quórum», dijo que corte en su fallo. «Llegamos a la conclusión de que ella actuó ilegalmente»

El fallo se conoció ante un tribunal lleno de ugandeses a favor o en contra de la medida. Los activistas estallaron en ruidosos vítores luego de que la corte falló que la ley es ahora «nula y sin validez».

La medida castigaba hasta con cadena perpetua a aquellos encontrados culpables de mantener relaciones homosexuales. También preveía castigar con largos periodos de prisión a quienes «intentaran la homosexualidad» o la promovieran.

La ley fue aprobada por los legisladores en diciembre y promulgada por el presidente en febrero.

Frank Mugisha, un líder de los gays en el país, dijo que el fallo es «un paso adelante» para los derechos de los homosexuales, aunque está preocupado de que haya una respuesta negativa.

El legislador Ladislaus Rwakafuuzi, abogado de los activistas, dijo que el fallo «ratifica el estado de derecho y el constitucionalismo en Uganda».

Abogados y activistas apelaron la ley argumentando que fue aprobada ilegalmente y violaba ciertos derechos garantizados en la Constitución.

El abogado Nicholas Opiyo dio la bienvenida al fallo pero también señaló la posibilidad de que se vuelva a presentar otra iniciativa de ley contra los homosexuales.
Por RODNEY MUHUMUZA
Associated Press

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

San Patricio se festeja en NY sin alcalde, sin cerveza y sin homosexuales

san_patricioNUEVA YORK.- Pese a la ausencia histórica del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, como apoyo a la comunidad homosexual y la retirada de patrocinio de cervezas como Heineken y Guinness, las calles de Nueva York celebraron San Patricio hoy con su habitual nivel de diversión, gaitas y alcohol en las venas.

De Blasio, que sí acudió a la misa en la catedral de San Patricio y ofició el desayuno tradicional en la residencia oficial de Gracie Mansion, había mostrado su desacuerdo con los organizadores “por su exclusión de algunas personas de esta ciudad”.

A su postulado se sumaron tres grandes marcas de cerveza, como la holandesa Heineken, la estadounidense Samuel Adams y, sobre todo, la icónica Guinness, de Irlanda, que reconoció que no podía apoyar la marcha dado su “larga historia apoyando la diversidad y abogando por la igualdad”, pero la fiesta siguió su camino.

El presidente de la Liga Católica de Nueva York, Bill Donahue, había negado las acusación de exclusión al colectivo LGBT asegurando había “invitado a los gays a desfilar… siempre que no llamen la atención sobre sí mismos o causas extrínsecas. El desfile no es sobre la homosexualidad o el aborto, o nada que no sea honrar a San Patricio”, dijo tras saberse que De Blasio no acudiría.

Y sí acudió al desfile el primer ministro de Irlanda, Enda Kenney.

Pero al margen del enfrentamiento entre organizadores, políticos y empresarios, el pueblo irlandés y muchos estadounidenses sin vínculo sanguíneo con ellos decidieron celebrar sin prejuicios y bajo el frío la que está considerada una de las fechas más lúdicas de la ciudad, junto, precisamente, el desfile del Orgullo Gay o el Desfile Nacional de Puerto Rico.

Así, a mediodía los alrededores de la Quinta Avenida, poblados por unos dos millones de personas, según los organizadores, mostraban un color predominante, el verde, y la multitud mostraba un estado de ebriedad considerable en el que, a la habitual exaltación de la amistad, se sumó la exaltación al colectivo homosexual.

“No puedo hablar ante la cámara porque estoy muy borracha, pero adoro a los gays”, decía una joven estadounidense, en medio de una ruidosa masa llena de tréboles, banderas y sombreros de copa de color verde esmeralda.

“A mí me parece bien el matrimonio gay. Mi primo es gay y se casó hace poco. En lo que respecta a que no haya venido el alcalde, él tendrá sus razones para no hacerlo. Quizá sea una declaración de principios, supongo”, decía más sobrio uno de los asistentes, que no quiso perderse la celebración pese a su apoyo a la comunidad homosexual.

“Es San Patricio, así que solo queremos pasarlo bien. Ellos tienen su día, nosotros tenemos el nuestro. Hemos venido a divertirnos”, decía un irlandés vestido de verde y con barba postiza en un desfile que ha ido combinando la vocación católica con la que nació en 1762 (antes incluso de la independencia estadounidense) con la celebración popular, carnavalesca y laica.

Incluso hoy en día se ha convertido en un evento con tirón comercial, como se podía ver en los puestos de recuerdos con camisetas que cambiaban el típico corazón de “I love NY” por un trébol.

Desde “San Patricio para todos”, la organización que cada año desde el 2000 organiza un desfile alternativo para reivindicar la inclusión de los homosexuales, también celebraron que la gente haya festejado hoy pero cargaron contra los organizadores.

“Los organizadores no reflejan a la gran mayoría de gente decente del país, que quiere dejar atrás toda polémica. Lo que es increíble es que los organizadores usaran la fe como motivo para excluir”, asegura a Efe Brendan Fay, uno de los fundadores de esta iniciativa a la que sí acudió De Blasio el pasado 2 de marzo.

“San Patricio para todos” surgió después de que en 1999 se detuvieran a varios manifestantes en Manhattan, Queens y Brooklyn por acudir con banderas y pancartas de defensa del colectivo homosexual a las celebraciones de San Patricio.

“Este desfile que celebra la historia de una comunidad emigrante luchadora, que tuvo que luchar contra una intolerancia tremenda en su momento. Por eso es trágico ver a irlandeses discriminando ahora”, aseguró.

Y Fay agradeció al alcalde de Nueva York que su ejemplo “ha sido seguido en todo el mundo”, hasta el punto de que el desfile de San Patricio en Dublín tuvo un gesto hacia la comunidad gay al hacer convivir el color rosa con el tradicional verde, mientras que en Boston, una de las ciudades con mayor población de origen irlandés, el primer alcalde de raíces irlandesas en 20 años, Martin Walsh, se unió a la protesta.

“Como alcalde de la ciudad de Boston, tengo que hacer todo lo posible para asegurar que todos los ciudadanos son libres de participar en la vida cívica de nuestra ciudad”, explicó Walsh al anunciar que se unía a De Blasio en el desplante.
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Los países donde ser gay es un delito

anti_gaysLatigazos, prisión, cadena perpetua e incluso pena de muerte.

Estas son algunas de las penas previstas en más de 70 países por mantener una relación homosexual.

La creciente lista de naciones que penalizan a sus ciudadanos gay cobró este miércoles un nuevo miembro, con la decisión anunciada en India de restablecer la ilegalidad de las relaciones entre homosexuales, cuatro años después de que fueran despenalizadas.

«Este dictamen es un golpe a los derechos de igualdad, privacidad y dignidad», señaló en un comunicado Amnistía Internacional.

La posición de India dista de ser una excepción. En todo el sur de Asia, Nepal es ahora la única nación donde las relaciones entre gays son legales.

Y a nivel global, al menos 78 países tienen leyes que criminalizan las relaciones consensuales del mismo sexo entre adultos, según el informe más reciente de ILGA, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales y Personas Intersex (LGBTI).

Los castigos van desde latigazos en Irán, prisión en Argelia y cadena perpetua en Bangladesh hasta la pena capital en Irán, Mauritania, Arabia Saudita, Sudán y Yemen.

Pero aún en países que no penalizan las relaciones homosexuales los asesinatos y ataques contra gays son frecuentes, tal como ilustran las crecientes denuncias en Honduras.

India: hasta 10 años de prisión

La mayor democracia del mundo dio un «gigantesco paso atrás» en sus libertades, según denunciaron ONGs y personalidades locales.

«Esto es un paso atrás hacia el barbarismo y la Edad Media», aseguró en su cuenta en Twitter un conocido historiador, Ramachandra Guha.

En su decisión de este miércoles, el Tribunal Supremo indio anuló una sentencia de un tribunal en Delhi que había legalizado la homosexualidad en 2009, tras una campaña de más de una década por organizaciones civiles locales como la Fundación Naz.

La decisión de hace cuatro años declaró entonces que el artículo 377 del Código Penal violaba la Constitución. El polémico artículo es una ley británica de 148 años de antigüedad, que data de la época victoriana y considera ilegal «las relaciones carnales contra el orden de la naturaleza» y las castiga con hasta 10 años de prisión.

Tras la legalización de 2009, varios grupos religiosos como la Alianza de Iglesias Apostólicas, el Consejo Cristiano de Utkal, el Consejo de la Ley de Musulmanes de la India y líderes del partido hinduista Bharatiya Janata apelaron la decisión ante el Tribunal Supremo.

Mientras esos grupos celebraban la criminalización de las relaciones gay, la comunidad homosexual en la capital india planeaba una manifestación, pero la policía les negó el permiso, según denunciaron a la prensa local.

La decisión del Tribunal Supremo es un duro golpe para activistas como Sunil Mehra, que en un testimonio a la BBC se refirió en el pasado a la lucha diaria de ser homosexual en India: «Ha sido una lucha constante mantener la cabeza en alto, caminar con orgullo. He debido repetirme hasta el cansancio, ‘Soy un buen hombre, amo a mi familia, creo en Dios, tengo un trabajo, pago mis impuestos, Y a nadie debe importarle con quien me acuesto».

Abusos, ataques y extorsión en África

«Los ataques y la persecución a homosexuales en el África Subsahariana son cada vez más visibles, la homofobia está alcanzando niveles peligrosos», denunció Amnistía Internacional en su informe de junio 2013 sobre la criminalización de las relaciones del mismo sexo en la región titulado «Transformando al amor en un crimen».

«En muchos casos los ataques han sido alentados por políticos y líderes religiosos», agrega el documento.

Las relaciones homosexuales entre adultos son un crimen en 38 países de África, y tanto Uganda, como Liberia y Nigeria estudian proyectos de ley para endurecer las penas.

En Uganda ha habido repetidos intentos de presentar al parlamento un proyecto para imponer la pena de muerte para castigar a homosexuales, y castigar a cualquier persona que no denuncie a las autoridades violaciones a la norma en un plazo de 24 horas.

«En Camerún, las personas son arrestadas con frecuencia luego de ser denunciadas a las autoridades por ser gay o lesbianas en base a su apariencia o rumores. Algunos individuos fueron encarcelados hasta por tres años sin proceso judicial o cargos en base a esas denuncias», dice el informe. Exdetenidos dijeron a Amnistía que fueron golpeados con frecuencia y sometidos a «procedimientos invasivos como exámenes anales forzosos».

Incluso en aquellos países en los que las leyes de criminalización no suelen ser aplicadas hay frecuentes abusos, como extorsión a homosexuales para evitar castigos.

Solomon Wambua, un activista en Kenia dijo a Amnistía: «Si una persona vuelve a su casa de un bar, por ejemplo, un policía o empleado municipal puede acercársele y decir, «sospechamos que usted es gay». Si la persona no les paga lo detienen y lo acusan de cualquier crimen».

También en América

En el continente americano la lista de países que penalizan en alguna forma las relaciones homosexuales incluyen a Barbados, Belice, Granada, Guyana, Jamaica y Trinidad Tobago.

Pero incluso en países que permiten el matrimonio homosexual como Uruguay hay denuncias de ataques y abusos.

Un caso que preocupa especialmente a las organizaciones internacionales de derechos humanos es Honduras.

Activistas locales denunciaron este año que más de 186 homosexuales fueron asesinados en el país centroamericano entre 2009 y 2012 y que la mayoría de los crímenes no han sido castigados.

«Están asesinando a nuestros compañeros simplemente por odio, pues la comunidad de diversidad sexual esta bajo el odio de la sociedad hondureña machista», dijo Danni Montesinos, coordinador de la Asociación Kukulcán, insitución de la comunidad LGTB.

A nivel global, la creciente intolerancia contra homosexuales es denunciada por organizaciones a nivel global. «Amnistía Internacional ha documentado y realizado campañas contra proyectos de ley endureciendo penas contra las relaciones gay en Uganda, contra el encarcelamiento de hombres por estas leyes en Camerún, y contra la introducción de leyes prohibiendo la ‘propaganda de relaciones sexuales no tradicionales’ en Rusia», dijo a BBC Mundo Olof Blonqvist, portavoz de Amnistía para el sur de Asia.

Para quienes lamentan la decisión de este miércoles en India, la esperanza resta ahora en el Parlamento de ese país, que podría intervenir despenalizando en una nueva ley las relaciones homosexuales.

Sin embargo, como muestra tristemente el caso de muchos países, la distancia entre lo que diga una ley y las acciones de sus ciudadanos puede medirse en vidas perdidas.
Fuente: BBC MUNDO