Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Trump intensifica su retórica: Los demócratas quieren que los «inmigrantes ilegales infesten nuestro país»

U.S. President Donald Trump signs the ‘Section 232 Proclamations’ on steel and aluinum imports in Roosevelt Room the the White House March 8, 2018 in Washington, DC. Trump announced a week earlier that he will put a 25-percent tarriff on steel and a 10-percent tarriff on alumninum.

(CNN) – El presidente Donald Trump intenisifcó su acalorada retórica de inmigración el martes, acusando a los demócratas de querer que los inmigrantes «infesten a nuestro país» y convirtiendo un discurso sobre la economía en una diatriba furiosa en defensa de su postura dura.

Fue un reflejo de la creciente frustración de Trump por que la crisis por las separaciones de familias que sacudió a su administración haya dado lugar a acusaciones de abuso infantil y falta de corazón. En privado, Trump ha insistido en que tiene razón para seguir adelante con una práctica que ha causado protestas en todo el espectro político.

En un tuit por la mañana, Trump usó el lenguaje que evoca imágenes de plagas, no seres humanos, al describir a los inmigrantes que se acercan a la frontera con Estados Unidos.

«Los demócratas son el problema», escribió. «No les importa el crimen y quieren que los inmigrantes ilegales, sin importar cuán malos puedan ser, lleguen en masa e infesten a nuestro país, como la MS-13. ¡No pueden ganar con sus terribles políticas, por eso los ven como potenciales votantes!», dijo.

El mes pasado, la administración anunció públicamente su decisión de acusar a cada adulto atrapado cruzando la frontera ilegalmente de delitos federales, en lugar de referir a aquellos con niños principalmente a los tribunales de inmigración, como lo hicieron las administraciones anteriores.

Debido a que el Gobierno está llevando a los padres ante el sistema de justicia penal, los niños son separados de ellos sin un procedimiento claro para su reunificación aparte de las líneas directas a las que los padres pueden llamar para tratar de rastrear a sus hijos.

En las últimas semanas, las imágenes desgarradoras y el audio de los niños que lloran por sus padres han captado la atención de la nación mientras los legisladores buscan una solución para terminar con las separaciones y la Casa Blanca dobla su insistencia en que simplemente está aplicando la ley.

El martes, Trump se reunirá con los republicanos del Congreso para discutir opciones de legislación de inmigración que puedan poner fin a esta práctica. Pero el camino a seguir no está claro, y el mismo Trump sugirió el martes que probablemente haga cambios a lo que sea que se apruebe.

«Tenemos una oportunidad para hacerlo bien. Podríamos hacerlo bien, o simplemente mantenerlo en marcha», dijo.

La Casa Blanca y funcionarios del Congreso dijeron que Trump se refería al lenguaje de separación familiar que los líderes del Partido Republicano planean agregar a un proyecto de ley de inmigración cuando hace referencia a hacer «cambios» a la legislación.

La retórica de inmigración de línea dura de Trump fue una pieza central de su campaña, comenzando con su discurso de anuncio de campaña en junio de 2015.

«Cuando México envía a su gente, no están enviando lo mejor de sí mismos… Están enviando personas que tienen muchos problemas, y nos están trayendo esos problemas. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. Y algunos, supongo, son buenas personas», dijo Trump en ese momento.

El martes, revivió su afirmación de que algunos países no están enviando lo mejor de ellos y amenazó con retirar la ayuda estadounidense.

«Cuando los países nos maltraten enviando gente, no lo mejor de ellos, no vamos a dar más ayuda a esos países», dijo. «¿Por qué deberíamos?».

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Proponen política migratoria de carácter humanitario para los venezolanos

SANTO DOMINGO. El Centro de Reflexión y Acción Social Padre Juan Montalvo instó al Estado dominicano a tomar medidas para regularizar la situación de los migrantes venezolanos que se ven forzados a abandonar su país y llegan a la República Dominicana para mejorar su calidad de vida.

Recordó que el pueblo dominicano es un pueblo de migrantes, por lo que se debe dar ejemplo de acogida, y que el país tiene una deuda histórica con los venezolanos, por acoger a Juan Pablo Duarte y a miles de dominicanos que durante los años 70 y 80 emigraron a Venezuela.

“No debemos olvidar la solidaridad más reciente que nos han brindado a través de programa de ayuda humanitaria cuando hemos tenido que enfrentar situaciones de emergencia, incluyendo las facilidades de Petrocaribe”, indica el Centro Juan Montalvo.

Al condenar el atropello padecido por la promotora social Ana María Rodríguez, junto a cinco de sus compatriotas, detenidos el pasado fin de semana en Dajabón, la ONG jesuita saludó a la vez que las autoridades de migración hayan asumido su error liberándolos ese mismo día.

También exhorta a las autoridades a utilizar los canales de comunicación para informar a los migrantes en tiempo oportuno las nuevas medidas adoptadas para que estos tengan conocimiento y puedan dar los pasos para regularizar su estatus migratorio.

En una comunicación de prensa, el Centro Montalvo expresó que hace la petición de la necesidad de implementar una política migratoria especial con carácter humanitario para los venezolanos, como miembro de la Red Jesuitas con Migrantes que a nivel global tiene la misión apostólica de acompañar a los migrantes en condiciones de vulnerabilidad.

Explica que buscan promover entre los Estados políticas migratorias que favorezcan la convivencia intercultural entre los pueblos y fomentar una cultura de paz en la gestión de las migraciones en el mundo, en la que los derechos y la dignidad de las y los migrantes sean respetadas.

Además, expresó que tiene la confianza en que las autoridades dominicanas cumplirán con el compromiso arribado de facilitar la regularización de Ana María Rodríguez y los demás acompañantes en la reunión sostenida en el día 14 del mes en curso con los incumbentes de la Dirección General de Migración (DGM).

“Cristianos y miembros de la Iglesia Católica nos identificamos con la ruta pautada por el papa Francisco en la iniciativa llamada “Puentes de solidaridad”, proyecto de solidaridad que crea centros de acogidas y albergues para aquellos migrantes en condiciones vulnerables, promoviendo la inclusión social, incluyendo facilidades para que los migrantes en el mundo puedan regular su estatus migratorio, tener acceso a trabajo decente y accesibilidad a servicios de educación y salud pública”, afirmó Roque Féliz, vocero de la organización.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Casi 60 alcaldes piden al Gobierno de EE.UU. una reforma migratoria integral

LOS ÁNGELES. Decididos a mostrar su apoyo incondicional a la comunidad extranjera de sus ciudades ante las medidas migratorias del presidente Donald Trump, alcaldes de todo el país encabezaron y promovieron ayer un pedido para que se apruebe una reforma migratoria integral.

“Una reforma con vía a la ciudadanía es posible y críticamente importante en este momento, necesitamos que nuestro cuerpo policiaco tenga la confianza de la comunidad inmigrante y hay que trabajar en eso”, dijo el alcalde de Los Ángeles (California), Eric Garcetti.

Casi 60 ayuntamientos en 36 estados de la nación se unieron ayer al Día de Acción de Inmigración, iniciativa patrocinada por la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos, que pretende enviar un fuerte mensaje al Gobierno federal sobre la necesidad de proteger a la comunidades inmigrantes.

La acción, que pretende extenderse por varias semanas, llega un día después que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicara una lista con los nombres de los condados y ciudades que supuestamente no están colaborando con los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y no permiten el arresto de extranjeros con récord criminal.

La ciudad de Austin (Texas) se encuentra en el Condado de Travis, uno de los condados más nombrados en la lista gubernamental de los 206 inmigrantes que no pudieron ser arrestados por las autoridades federales.

A pesar de las acusaciones, el alcalde de la ciudad, Steve Alder, se mantiene firme en su decisión de apoyar a la comunidad inmigrante argumentando que es una cuestión de “seguridad pública”.

“Esta es una de las comunidades donde ya nos están reteniendo fondos (por defender a los inmigrantes). Es bueno saber que no

estamos solos y que hay más comunidades involucradas en este tema”, aseveró Alder.

Los jefes de los ayuntamientos que participan en el esfuerzo nacional dejan claro en que la acción no es un cruzada contra el Gobierno federal ni contra la Administración Trump.

Los alcaldes coinciden con que el país, los estados y las ciudades se deben concentrar en mejorar los salarios y trabajos, reforzar la seguridad nacional y restaurar el respeto las leyes; por eso aseguran que ninguna de estas metas se puede lograr si no existe unidad y confianza entre las autoridades y la comunidad, que incluye a los inmigrantes.

Para Tom Tait, alcalde de Anaheim (California), área eminentemente republicana, el trabajo para lograr una reforma migratoria integral y un respeto por la comunidad inmigrante no es un esfuerzo solo de los republicanos o demócratas o de un sector específico del país. “Esto es un problema de todos”, advirtió.

Por eso, a través de foros comunitarios, bancos de llamadas y talleres informativos, entre otras, las alcaldías también quieren reforzar la relación con la comunidad inmigrante, resaltando su aporte a la economía y al crecimiento de las ciudades.

El alcalde de Seattle (Washington), Ed Murray, arrancó el día con un trabajo con su Departamento de Policía para educar a los oficiales sobre la necesidad de establecer puentes confiables, especialmente con los indocumentados y refugiados.

“Hay miedo en nuestra comunidad, no podemos permitir que este temor siga creciendo”, apuntó Murray.

Por otra parte, varios de los alcaldes involucrados en esta iniciativa resaltaron el hecho que ellos vienen de familias inmigrantes que llegaron a aportar al país, y que ahora se sienten perseguidos por las políticas de la actual Administración.

Uno de ellos es Jorge Elorza, alcalde de Providence, capital de Rhode Island.

Huyendo de la guerra que azotaba Guatemala, los padres del regidor llegaron en 1975 a Estados Unidos y 40 años después su hijo se convirtió en el alcalde de la ciudad que les brindó cobijo y protección.

“El mensaje es muy claro, las órdenes ejecutivas del presidente Trump sobre inmigración no están logrando que estemos más seguros, es todo lo contrario”, aseguró Elorza.

La necesidad de hablar sobre una reforma migratoria, antes que las órdenes ejecutivas es una prioridad, aseguró a su vez Robert García, alcalde de Long Beach (California).

“Yo sé lo que significa hacerse ciudadano, es una de las cosas más importantes para un inmigrante”, indicó el hispano, que llegó de Perú cuando tenía 5 años.

A la campaña de los alcaldes para presionar por una reforma migratoria justa y comprensiva se unieron comunidades religiosas, activistas y organizaciones comunitarias de todo el país, que usando la etiqueta #MayorsStand4All (Los alcaldes representan a todos) en las redes sociales pretenden atraer a otros para la acción.

La próxima semana, representantes de este movimiento se reunirán con representantes del DHS para discutir sobre las acciones que están desarrollando en sus comunidades.

“Nosotros solo nos concentraremos en ayudar a los federales en perseguir a personas que han cometidos crímenes serios, no vamos a utilizar nuestros recursos contra personas que han cometido violaciones de tráfico”, aseguró Garcetti.

Ana Milena Varón

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Jornaleros EE.UU piden ser incluidos en posible acción migratoria de Obama

barack_obamaLOS ÁNGELES.- Con la consigna de “Sin papeles, sin miedo” decenas de jornaleros indocumentados y activistas marcharon hoy en Los Ángeles (EE.UU.) para pedir que los trabajadores sean incluidos en la eventual medida migratorio que la Administración Obama otorgaría por medio de una acción ejecutiva.

“Estamos mandándole un mensaje al presidente Obama, los jornaleros y trabajadores también deben ser incluidos en sus promesas, nuestra prioridad es aumentar las expectativas y es lo que esperamos de él, no disminuirlas, todos los indocumentados merecen una oportunidad” dijo a Efe el director de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON, en inglés), Pablo Alvarado.

La marcha, que convocó también a líderes sindicales, formó parte del evento de clausura de la Séptima Asamblea Nacional de Jornaleros celebrada en esta ciudad y que convocó a trabajadores de todo el país.

Durante este cónclave se estableció una estrategia para llamar la atención de la Casa Blanca con miras a que se incluyan a los jornaleros en el posible alivio migratorio que se espera que el presidente estadounidense, Barack Obama, anuncie en las próximas semanas.

El mandatario anunció hace dos meses que al final de este verano tomará acciones ejecutivas para arreglar en lo máximo posible el sistema de inmigración del país, ante el estancamiento del proyecto de reforma migratoria en la Cámara de Representantes.

Las aspiraciones de estos jornaleros incluyen incluso a personas que ya fueron deportadas.

El director de programas legales de NDLON, Chris Newman, indicó que tienen identificados casos de jornaleros que fueron expulsados del país por cometer una simple infracción, como manejar sin permiso de conducir.

“Aunque la lucha es nacional, el llamado también es para las autoridades locales y el compromiso con su comunidad (…) hay muchas familias sufriendo porque un policía llamó a Inmigración”, dijo Newman.

Las historias de sufrimiento y de miedo se contaron por decenas en esta manifestación, a la que llegaron inmigrantes desde la costa este y estados fronterizos como Arizona.

María Martínez afirmó que vino a marchar desde la localidad de Puente, en Arizona, para pedir que no deporten a su hijo, detenido por el Servicio de Inmigración.

“Tuve que dejar de trabajar para poder pelear por su caso, todos los días estoy tocando puertas y llevando el mensaje a todos de que no es justo lo que está pasando en Arizona, les pido que nos ayuden”, reclamó

Entre los temas en los que los trabajadores demandaron una intervención urgente destacó el respeto a los derechos laborales para los indocumentados.

Miriam Hernández, una mexicana trabajadora de limpieza, aseguró que la falta de respaldo a los indocumentados ha generado más atropellos a los empleados e indicó que hay jefes que amenazan a sus trabajadores con llamar a Inmigración.

“Cada vez que los congresistas, el presidente, los demócratas, los republicanos incumplen, le dan fuerzas a estos patrones abusivos. Hay muchos que se burlan y nos dicen que nos sentemos a esperar y ahí comienzan los abusos”, aseguró Hernández, oriunda del estado mexicano de Michoacán.

De acuerdo con la federación sindical AFL-CIO, se estima que 8 de los 11 millones de indocumentados en el país, es decir el 5 % de la fuerza laboral, son empleados de pequeñas y grandes empresas y, muchos de ellos, son víctimas de toda clase de abusos por no tener papeles.

La jornada concluyó con una charla en la que algunos indocumentados contaron sus historias frente a representantes de la ciudad y el condado de Los Ángeles y pidieron que se respete la ley Acta de Confianza, que impide la colaboración entre la Policía y el Servicio de Inmigración.
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

New York Times critica la política migratoria Obama

partidarios_obamaNueva York, EE.UU.-El diario The New York Times criticó ayer la política en materia de inmigración del presidente estadounidense, Barack Obama, y llamó a la Casa Blanca a poner fin a las deportaciones masivas de indocumentados.

El periódico abordó el asunto en un editorial, después de que el sábado cientos de inmigrantes salieran a las calles del país para pedir que no haya más deportaciones mientras no se llegue a un acuerdo entre demócratas y republicanos para aprobar una reforma migratoria.

Para The New York Times, resulta «frustrante» ver cómo las «promesas» de Obama en materia de inmigración continúan sin hacerse realidad, mientras el presidente se limita a expresar su «impotencia» o a «culpar a otros».

Según el diario, si Obama realmente quiere un nuevo sistema de inmigración, «tendrá que hacer algo al respecto, pronto y en solitario».

El periódico neoyorquino critica con dureza la política de expulsiones que mantiene la actual Administración mientras se negocia la reforma legislativa, bloqueada por los conservadores de la Cámara de Representantes.

Para The New York Times, «Obama ha agravado este fracaso aferrándose a una estrategia despiadada de endurecimiento de la aplicación (de las normas) a la misma gente que ha prometido ayudar con la legislación que no ha conseguido sacar adelante».

En este sentido, recuerda que con casi dos millones de expulsiones en los últimos cinco años, «la Administración Obama está deportando personas a un ritmo más alto que lo ocurrido con ningún otro presidente».

Según el periódico, aún si buscaba acercar posturas con los republicanos, esta política solo ha logrado «aumentar el miedo, la ruptura de familias y la falta de oportunidades a la que se enfrentan 11 millones de personas que no puede cumplir la ley».

El diario insta al Gobierno a proteger los derechos de los inmigrantes, a detener la «maquinaria de deportaciones cuando se abusa de ella» y a centrar sus esfuerzos en combatir a las mafias y bandas que suponen una «verdadera amenaza».

El periódico acusa además a Obama de aparecer a menudo como un simple «espectador del bloqueo» en la reforma migratoria, limitándose a «ver girar la rueda, dar discursos y confiar en lo mejor».

«Es difícil saber cuándo se moverá finalmente para hacer algo grande y relevante», concluye el editorial.
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Niños ruegan reforma migratoria en EEUU

reforma_migratoria MIAMI (AP) — Brian Díaz recuerda con claridad aquel día de abril del 2013 en que los agentes de inmigración llegaron a su casa y se llevaron detenido a su padre, un inmigrante de Nicaragua que cruzó ilegalmente la frontera hace más de una década en busca de un mejor porvenir económico para su familia.

Brian, de 9 años, tiene frescas esas imágenes y el dolor que soportó durante dos meses, hasta que el padre fue liberado. Ahora está con miedo de su madre sea encarcelada y deportada.

Por eso, el niño ha escrito cartas junto a sus amiguitos de la escuela pidiéndole a los congresistas que aprueben una reforma migratoria que ofrezca un camino hacia la ciudadanía a cerca de 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización en Estados Unidos.

«Tengo miedo de que le pase a mi mamá. Cuando llevaron a mi papá me sentí triste, pensaba que no lo iba a ver más», expresó el pequeño cuando la AP le preguntó porqué le había pedido a sus compañeritos que escribieran las cartas.

«Voy a decirles (a los congresistas) que por favor digan que sí a la (reforma de) inmigración… Mi deseo de Navidad es que el Congreso pase la reforma migratoria. Yo cambiaría mis juguetes para que digan sí a la reforma, que no separen a las familias», dijo el niño nacido en Estados Unidos.

Y ese es el mensaje que le llevará la semana próxima a los legisladores nacionales en Washington, a donde acudirá para entregarles las cartas.

Brian y sus amigos del cuarto grado de la Escuela Primaria Shenandoah no están solos en esta campaña. Decenas de niños de todos los estados se encuentran en la capital del país y otros tantos acudirán en los próximos días para participar de una serie de actividades de presión al Congreso para que apruebe la reforma, a pesar de que quedan sólo días para que la legislatura nacional cierre sus sesiones de este año. Activistas calculan que habrá cerca de 100 niños con algún familiar o tutor en Washington entre esta semana y la próxima.

Se trata de las primeras actividades que tienen como protagonistas a los niños de familias de inmigrantes que se encuentran ilegalmente en el país. Con anterioridad las campañas estuvieron encabezadas por los mismos adultos o por jóvenes que llegaron de niños a Estados Unidos.

«Tenemos esperanzas de que si (los legisladores) tienen interacción con los niños y entienden cómo han sido afectados, eso los mueva para aprobar la reforma migratoria», expresó Kika Matos, directora del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (más conocido como FIRM, por su nombre en inglés). «Los chicos son los más vulnerables, las personas más afectadas por la falta de una reforma migratoria… No nos vamos a dar por vencidos, no vamos a parar hasta que tengamos la reforma», dijo la portavoz en entrevista telefónica con la AP desde Washington.

Los activistas han organizado decenas de actividades con los niños, que van desde visitas y protestas frente a las oficinas de congresistas y la entrega de cartas, al respaldo a tres inmigrantes que realizan un ayuno desde mediados de noviembre en el National Mall de Washington.

El presidente Barack Obama prometió una reforma migratoria integral, pero hasta ahora ha dejado la cuestión en manos del Congreso y ha responsabilizado a la oposición republicana por la falta de una solución migratoria.

El Senado aprobó este año un proyecto de ley de reforma con camino a la ciudadanía, pero la cámara baja se ha negado a abordar esa iniciativa.

Aunque no existen cifras oficiales, activistas y expertos de inmigración estiman que unos 200.000 padres de niños estadounidenses han sido deportados entre 2010 y 2012. Durante la presidencia de Obama las deportaciones han ascendido a cifras record de cerca de 400.000 inmigrantes por año.

Parado frente a sus 20 compañeritos de la escuela, Brian les explicó hablando en un español trabado por qué necesitaba que lo ayudaran escribiendo cartas a los congresistas.

«El último día de (los exámenes) FCAT en tercer grado se lo llevaron a mi papá de inmigración. Tuvimos que pelear con mi mamá y mi papá salió en dos meses. Me sentí triste al ver que se lo llevaron y me sentí feliz que lo sacaran, pero todavía estoy luchando por la inmigración», explicó a su clase después que la maestra de español, Martha Pérez, les enseñó cómo escribir una carta.

Sin dudarlo, todos los chicos de la clase, la gran mayoría de ellos hispanos de entre 9 y 10 años, aceptó el pedido y escribió a los congresistas.

«Mi padre estuvo en inmigración por dos años y también cuando yo nací. Por favor, aprueben ahora la reforma migratoria», expresó en su carta Paula Martinez.

Para las madres de familias de inmigrantes sin papeles, el esfuerzo con los chicos apunta a los sentimientos de los legisladores.

«La verdad es que no sabemos más que hacer para que paren las deportaciones. Les tenemos que llegar al corazón a los legisladores … El congreso no hace nada y es para ponerse a llorar», manifestó Alejandra Saucedo, una de las fundadoras del grupo Dreamers Moms, que ayuda a los inmigrantes.
Por GISELA SALOMON
Associated Press

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Arrestan a seis miembros del Congreso de EE.UU. que pedían reforma migratoria

protesta_eeuuWashington.- Un grupo de seis miembros del Congreso de EE.UU. fue arrestado este martes frente al Capitolio en un acto de desobediencia civil a favor de una reforma migratoria integral para la legalización de la población indocumentada en Estados Unidos.

Los arrestados fueron los demócratas Luis Gutiérrez (Illinois) y John Lewis (Georgia), cofundador del movimiento de los derechos civiles en la década de los sesenta; además de los congresistas por Nueva York Charles Rangel y Joe Crowly, el legislador por Arizona Raul Grijalva, y el representante por Minesota Keith Ellison, todos ellos también demócratas.

Los seis líderes del Congreso, entre más de un centenar de activistas, algunos de ellos sentados en la calle, se unieron a los actos de desobediencia civil dispuestos a ser arrestados en protesta por la falta de determinación de sus colegas de la Cámara de Representantes para aprobar un texto bipartidista.

Desde el mediodía de este martes, con consignas como “¡Sí se puede!” y “Se ve, se siente, el pueblo está presente”, los activistas comenzaron a llenar el “Mall”, el parque central entre el monumento a Washington y el Capitolio, ondeando banderas de Estados Unidos.

La meta es denunciar nuevamente las rupturas de las familias inmigrantes en Estados Unidos debido a las deportaciones y exigir que el Congreso apruebe de una vez una reforma migratoria que legalice a los once millones de indocumentados en este país.

El acto de desobediencia civil fue la culminación de esta jornada de protesta en la que participaron miles de personas y que además incluyó un concierto gratuito de los artistas Lila Downs y la banda de música norteña mexicana Los Tigres del Norte.
Por Agencia EFE