Categorías
NACIONALES NOTICIAS

El gran negocio de los medicamentos enfrenta sectores con Ministerio Salud

SANTO DOMINGO. Los intereses económicos que rodean el mundo farmacéutico es la razón del enfrentamiento que mantienen la industria nacional y los comerciantes del sector con la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (Digemaps), del Ministerio de Salud Pública, y que es fruto del Plan Maestro de Política Farmacéutica Nacional.

Karina Mena, titular de la Digemaps, asegura que el objetivo del plan es garantizar el acceso de la población a medicamentos seguros, eficaces y de calidad, además de que es lo que le interesa al Ministerio.

Por eso buscaron la cooperación técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que, luego de hacer un levantamiento y consultar a los sectores que inciden en el tema, hicieron varias recomendaciones para mejorar el mercado de medicamentos local y que es parte del plan que está en construcción. Pero ni la industria farmacéutica, ni los comerciantes del renglón lo interpretan así, sino más bien consideran que el plan es una amenaza de quiebra de todos los eslabones comerciales de los servicios privados de salud en República Dominicana.

No lo dijo Mena, y se desconoce si es parte del diagnóstico hecho por el BID, pero las autoridades han demostrado las diferencias de precios en que se comercializan algunos medicamentos y el control en el mercado que ejercen algunas cadenas farmacéuticas.

Sin embargo, la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF), Industrias Farmacéuticas Dominicanas (Infadomi) y la Unión de Farmacias aseguran que existe un alto grado de competencia en el mercado farmacéutico, y explican que la manera ética y profesional con que este ha funcionado durante más de cincuenta años, queda evidenciada en el contenido del plan, donde además, sale a relucir que en el mercado farmacéutico dominicano, los medicamentos originales de investigación son muy pocos.

“Por tanto, nuestro mercado está dominado por medicamentos genéricos, ya sean genéricos de marca o que se comercialicen por su Denominación Común Internacional (DCI), lo cual es compatible con la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 (END), que establece como objetivo priorizar la disponibilidad de medicamentos de fuentes múltiples (genéricos) en el mercado nacional”, afirman los representantes de la industria.

El Ministerio de Salud Pública inició la estrategia en octubre del pasado año, y el 31 de mayo de este 2017 hicieron un taller para validad la información que obtuvieron. Entregaron unas matrices en las que recabaron todas las solicitudes de modificación o de mejora de la propuesta que está en construcción.

El plazo para la propuesta de mejoras venció el pasado día 20 de junio, y todavía no han revisado las observaciones que han llegado de los diferentes sectores. De acuerdo con Mena, es un proceso en construcción, el plan no está oficializado, y no entienden porqué una oposición tan férrea de esos sectores. Dijo que están abiertos al diálogo, a repensar lo que está planteado y valorar lo que están proponiendo.

“Proponemos acciones que van a impactar de una manera positiva la situación de salud de la gente, sobre todo de acceso a productos seguros y de calidad y eficaces.

Reconoce que las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) no pueden tener integración vertical, pero buscarán la forma de que el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) tenga mayor cobertura de medicamentos.

La industria

“Nos oponemos firmemente a las recomendaciones del Plan Maestro, en el sentido de que se considera necesario que la autoridad disponga de herramientas para intervenirlos en caso de ser necesario cuando se cumplan criterios objetivos, previsibles y conocidos por los actores del sistema, dice un comunicado firmado por Henry H. Suárez y Jaime Aristy Escuder, presidentes de ARAPF y de Infadomi, respectivamente.

Aseguran que son defensores del sistema de libre empresa consagrado en la Constitución, porque creen que la mejor manera de regular el mercado es fomentando la competencia en el mismo, y porque estamos convencidos de que la intervención estatal del mercado (control de precios) sólo sirve para provocar escasez de los bienes y servicios cuyos precios se controlan perjudicando a los pacientes.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Ministerio de Salud clausura 16 procesadoras de agua en San Pedro Macorís

ministeriodesaludclausuraSANTO DOMINGO. El Ministerio de Salud y la Procuraduría Especializada en Salud cerraron 16 plantas procesadoras de agua en la provincia San Pedro de Macorís que con sus operaciones violaban la ley General de Salud.

La directora de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (DIGEMAPS) del Ministerio de Salud, Karina Mena dijo que técnicos del departamento de aguas y bebidas envasadas acompañados por miembros de la Policía Nacional, allanaron y clausuraron estas empras que distribuían agua de forma ilegal.

Explicó que estas empresas operaban en condiciones no salubre, sin registro sanitario o con éste vencido; sin el etiquetado, en violación a la norma 53 de la Ley de Rotulado y Etiquetado.

Las plantas clausuradas se suman a otras ocho cerrada con anterioridad, para un total 24 plantas sólo en esa provincia. A través del ministerio público están tramitando todas las acciones legales a los propietarios de estas empresas que operan de forma clandestina. Las penalidades van desde multas hasta dictamen de prisión.

Mientras tanto, eso se produce el Ministerio se incauta de los equipos y cierra los locales clausurados como forma de limitarles la acción y evitar que continúen con esa práctica, que está tipificada como un delito sanitario.

“Hay muchos enfermedades gastrointestinales que se generan a partir del consumo del agua, que es considerada un alimento vital. De ahí el interés del Ministerio por disminuir los riesgo de que la población adquiera enfermedades al consumir productos inapropiados”, explicó Mena.

Tras afirmar que son demasiado altos los riesgos para la población al exponerse a consumir el agua sin la debida regularización de este sector, anunció que DIGEMAPS haría intervenciones similares en otras provincias, si investigaciones en marcha resultan en confirmar la práctica de distribuir agua al público sin el debido registro sanitario.

Los casos de San Pedro

La clausura dispuesta de la planta procesadora de agua Moisés, ubicada en la calle Presidente Henríquez No. 23, San Pedro de Macorís fue fruto de pesquisas realizadas a ese establecimiento, el cual objeto de un cierre temporal en cumplimiento de la Ley 42-01 y las Normas Dominicanas 64 y 53. También le fue incautado un equipo de osmosis inversa.

Del mismo modo, la planta procesadora Agua Fe y Caridad, de la Pedro Justo Carriòn, San Pedro de Macorís, clausurada también cumplimiento de la Ley 42-01 y las Normas Dominicanas 64 y 53. A esta empresa se le incautó un equipo de osmosis y una lavadora de agua fría y caliente.

Otras plantas clausuradas en San Pedro de Macorís por violar la misma disposición legal fue Agua Nevil, ubicada en la Virgilio Díaz Ordoñez; Agua Genesaret, ubicada en la calle Segunda B Las Palmas, frente a Gallera Municipio Los Llanos; y Agua Yoli, ubicada en la Maximiliano Gómez Barrio México, en el municipio cabecera de provincia.

También, las plantas procesadora de Hielo Macorís, ubica en la Autopista San Pedro-La Romana, a la entrada del Soco; Agua HR La Solución, ubicada en la Calle prolongación independencia, No.103 del Barrio Porvenir; y Agua San José Obrero, ubicada en la c/ Prolongación Independencia No. 41 del Barrio Villa Magdalena, San Pedro de Macorís.

Agua Vive Más, ubicada en la c/ Enrique Lantigua No. 2 del barrio Villa olímpica; la Purificadora de Agua Triple A, ubicada en la c/ Rolando Martínez, No. 245, del Barrio El 80; Ámbar Azul, ubicada en la c/ 30 de Marzo, local sin número; y Agua IBBCC, ubicada en la c/ 3ra No. 11 del Barrio de Guachapita, en el Municipio de Consuelo, también fueron clausuradas, informó DIGEMAPS.

Finalmente cita entre las empresas clausuradas a Agua Visión Futura, ubicada en la c/ 1ra No. 7 del Barrio La Habana (El Quilombo), Municipio de Consuelo; y Agua La Guazareña, ubicada en la c/ Fabio Ruiz no. 15 del Municipio de Ramón Santana, de las Sultana del Este.

Durante las acciones de clausura las autoridades se incautaron o desinstalaron maquinarias y equipos tales como generadores de ozono, lavadoras de agua fría y caliente, equipos de osmosis inversa, ablandadores, filtros de carbón activado y de arena, productos terminados en hielo y fundas para envase de agua, entre otros.

En el operativo de cierre de las plantas procesadoras de agua en San Pedro de Macorís participaron los departamento de Alimentos Dirección Provincial de Salud Procuraduría de Salud de la Región Este y la Unidad de Agua y Bebidas Envasadas del Ministerio.