Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Canadá empieza a investigar el primer caso mortal de H5N1 en Norteamérica

h5n1TORONTO (Canadá).- Las autoridades canadienses han empezado a investigar cómo una mujer canadiense que contrajo en China el virus H5N1, que causó su muerte hace una semana a la vez que extreman las precauciones para detectar nuevos posibles casos.

Aunque los familiares de la mujer fallecida no han mostrado síntomas de la enfermedad, están siendo vigilados por las autoridades sanitarias del país que han puesto a su disposición Tamiflu, el medicamento más efectivo para el tratamiento de casos graves de gripe y que puede prevenir la infección.

A pesar de ello, la Agencia de Salud Pública de Canadá dijo que no se ha impuesto ninguna restricción a los viajes entre Canadá y China y repitió que el riesgo de contagio para el público canadiense «es muy bajo».

El caso es el primer contagio humano de H5N1 que se produce en Norteamérica y ha provocado alarma porque la persona fallecida aparentemente sólo estuvo en Pekín, donde no se tiene constancia de la presencia del virus, y no estuvo en contacto directo con aves, la principal forma de contagio del H5N1.

Canadá, que ha proporcionado pocos datos sobre la fallecida, sí ha confirmado que está en contacto con las autoridades chinas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para investigar las condiciones en que se produjo el contagio.

Las autoridades sanitarias de Canadá se han negado a indicar el sexo, edad u otros detalles de la persona fallecida citando las leyes de privacidad del país y porque esos datos no tienen ninguna importancia médica.

Pero la OMS reveló hoy que la fallecida es una joven mujer de menos de 30 años de edad.

La doctora Nikki Shindo, portavoz de la OMS, declaró hoy a medios canadienses desde la sede del organismo en Ginebra que la aparición del primer caso de H5N1 en Norteamerica «es sustancial».

Shindo añadió que la OMS recibirá próximamente muestras del virus presente en el cuerpo de la mujer canadiense y que están «vigilando de forma estrecha la investigación que se está realizando en China».

Por su parte, las autoridades canadienses han publicado los dos vuelos que la fallecida tomó en su viaje de regreso a Canadá desde China y han solicitado a las personas que estuvieron en esos aviones que vigilen la aparición de síntomas de gripe.

Ayer, los principales responsables sanitarios de Canadá repitieron durante una rueda de prensa en la que se anunció el caso mortal de H5N1 que el peligro de la extensión del virus es casi inexistente.

La ministra de Sanidad de Canadá, Rona Ambrose, y el subdirector de Sanidad Pública, el doctor Gregory Taylor, dijeron que «el riesgo de H5N1 para los canadienses es muy bajo porque no hay pruebas de transmisión de humano a humano».

La doctora Shindo explicó que los casos de transmisión entre humanos del H5N1 son producto de «contacto cercano, no protegido y prolongado con un paciente sintomático».

La víctima, una mujer que residía en la provincia de Alberta, en el oeste de Canadá, desarrolló los primeros síntomas de la gripe aviar el 27 de diciembre, mientras volaba de Pekín a Vancouver (Canadá) en el vuelo 3030 de Air Canada.

Tras pasar varias horas de tránsito en el aeropuerto de Vancouver, la víctima tomó el vuelo 244 de Air Canada para dirigirse a Edmonton, la capital de la provincia de Alberta.

El 28 de diciembre acudió a un hospital con dolor de cabeza y fiebre pero como no tenía tos, los doctores no consideraron que tuviese una gripe.

Finalmente, su condición empeoró y fue ingresada en un hospital el 1 de enero donde falleció dos días después tras ser tratada con el medicamento tamiflu.

Las autoridades sanitarias canadienses recibieron confirmación en la noche del martes de que la muerte fue causada por el virus H5N1.

El doctor Taylor sí reveló hoy que «se puso muy enferma muy rápidamente» y que la causa de la muerte fue «una infección en el cerebro que fue muy grave».
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

El índice de desempleo en EE.UU. bajó tres décimas al 6,7 % en diciembre

desempleo_usaWashington.-El índice de desempleo en Estados Unidos bajó tres décimas al 6,7 % en diciembre, el nivel más bajo desde octubre de 2008, en un mes cuando la economía añadió apenas 74.000 empleos nuevos, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El informe indica que la disminución en el índice se debió, principalmente, al número mayor de personas que han abandonado la búsqueda de trabajo y, por lo tanto, desaparecen de la fuerza laboral.

El Gobierno indicó que la tasa de participación en la fuerza laboral civil disminuyó en diciembre dos décimas al 62,8 %, la más baja en 35 años.

El incremento en el número de puestos de trabajo en diciembre fue el menor mensual desde comienzos de 2011, pero los datos iniciales sugieren que en 2012 la mayor economía del mundo añadió más empleos que en 2011.

La mayoría de los analistas esperaba que el índice de desempleo se mantuviera en el 7 % y que la economía añadiera el mes pasado unos 193.000 puestos de trabajo.

El mayor aumento de empleos ocurrió, como es habitual en diciembre, en el comercio minorista que añadió 55.000 puestos de trabajo.

Las remuneraciones horarias promedio subieron dos centavos a 24,17 dólares.

La Reserva Federal, que en diciembre inició el retiro gradual de su estímulo monetario, ha indicado que mantendrá la tasa de interés de referencia por debajo del 0,25 % hasta que el desempleo se aproxime al 6,5 %.

Estados Unidos entró en la recesión más profunda y prolongada de casi ocho décadas en diciembre de 2007 y el índice de desempleo alcanzó su cima en octubre de 2009 con un 10 % de la fuerza laboral.

Durante la Gran Recesión, Estados Unidos perdió unos 8,4 millones de puestos de trabajo y, aunque el empleo ha estado creciendo casi cada mes desde que se reactivó la economía en julio de 2009, ese incremento no ha sido suficiente para absorber plenamente el crecimiento de la fuerza laboral.
Por Agencia EFE