Categorías
NACIONALES NOTICIAS

Promulgan Ley de Transporte y Seguridad Vial, que endurece penas

SANTO DOMINGO. El Poder Ejecutivo promulgó ayer la nueva ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial marcada con el número 63-17.

La referida legislación fusiona cuatro entidades del transporte y se unifican la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) con su similar de Santiago de Los Caballeros.

Asimismo, desaparecen la Dirección General de Tránsito terrestre, la Oficina técnica de Transporte Terrestre (OTTT), el Fondo de Desarrollo del Transporte Terrestre (FONDET) y se crea el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte (INTRANT), que en lo adelante regulará todo el sistema de transportación pública en República Dominicana.

También crea la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) que en lo adelante tendrá la función de fiscalizar a los conductores en las calles del país.

Además, da un plazo de diez años para la eliminación de los vehículos chatarras en el transporte público de pasajeros, en un plan que estará a cargo del nuevo INTRANT.

Con la Ley 63-17 las multas por violación a las normativa de transito serán de uno a 20 salarios mínimos, que deben ser saldadas en un plazo de 30 días. Por primera vez se podrán poner multas a los peatones por violar la ley de tránsito.

Mientras que las motocicletas, la legislación obligará a que los pasajeros de motoconcho utilicen casco protector y de lo contrario serán multados con el pago de uno a cinco salarios mínimos.

Los conductores del transporte público deberán ser mayores de 21 años y no exceder los 65. Se les exigirá un documento de buena conducta y no podrán poseer antecedentes penales. Requieren de la acreditación de una escolaridad mínima equivalente a la educación básica y haber asistido a una escuela de capacitación aprobada por el INTRANT.

La ley advierte que ningún vehículo de motor podrá transportar un número de pasajeros mayor a la capacidad indicada por el fabricante, y se prohibe la colocación asientos adicionales.

En el caso de niños de hasta 12 años de edad, deberán ser transportados en los asientos traseros del vehículo, salvo en los casos en que se trate de vehículos tipo camioneta de una cabina.

Aquellas personas que conducen vehículos de transporte escolar estarán obligados a renovar la licencia de operación al inicio de cada año escolar, además de pasar un examen médico y psicológico.

Lo nuevo de la ley

Entre las novedades de la nueva Ley 63-17, que sustituye a la 241 de 1967, se incluye la parte que establece límites para el uso de vehículos en el transporte público, según la antigüedad, de la manera siguiente, vehículos livianos hasta cuatro pasajeros, quince años; microbuses desde cinco hasta 20 pasajeros, 17 años; minibuses desde 21 hasta 36 pasajeros, 20 años; autobuses desde 37 pasajeros en adelante, 25 años; vehículos pesados de carga, 30 años y las motocicletas de un pasajero, diez años.

Las autoridades ahora van a trabajar en la elaboración del reglamento.

Categorías
NACIONALES NOTICIAS

RD tiene casi dos millones de motocicletas rodando por sus calles y avenidas

MotocicletasCada año, de manera vertiginosa, las motocicletas van ocupando más terreno en el país. Para muestra, se imponen con el 53% de un parque vehicular que hasta diciembre del año pasado ascendió a 3 millones 612,964 unidades. Es irrefutable que este medio de transporte representa el sustento para miles de personas y la solución de movilidad para otras tantas, pese a que su utilidad ha sido estigmatizada por ser utilizado en la mayoría de atracos realizados en el país.

Pero, ¿dónde está y que uso se le da a ese millón 946,594 de motocicletas que registra la Dirección General de Impuesto Interno (DGII)?.

Según indica un informe de la DGII, la mayor cantidad de motocicletas circulan en el Gran Santo Domingo, alzándose con el 29.6 % de las unidades.

Mientras el Distrito Nacional tiene 17.1 %, en la provincia Santo Domingo está 12.5 %, 8.0 % en La Vega y el 62.4 % restante está en las demás provincias.
A través del tiempo, el uso de la motocicleta se ha diversificado. De tal manera que establecimientos de ventas de alimentos incorporaron dentro de su oferta el servicio de delivery para transportar los pedidos a los hogares.

En su logística de trabajo, muchas empresas, especialmente las de envío de valores, se han auxiliado de las motocicletas. Es así, como surge la figura del mensajero.

Su diseño permite penetrar en terrenos donde se imposibilita el acceso a otros vehículos, así como dejar atrás los largos taponamientos en las vías públicas.

Entre los medios de transporte, el también llamado motor es el de menor costo económica. Según, la directora técnica de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), María Paz Conde, esta una de las razones de su proliferación.
Instituciones del Gobierno también hacen uso de este medio de transporte. La Policía Nacional y el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 son el mejor ejemplo.

Pero donde más ha escalado este vehículo de dos ruedas es en el transporte público de pasajeros con la modalidad del “motoconcho”.

Según registra la OTTT, en la “Normativa para la Operación del Servicio de Motoconcho”, para 1978 en el municipio de Haina, San Cristóbal, inicia el servicio de motoconcho transportando pasajeros hacia el puerto.

Pero su auge se produce a partir del 1982 cuando, a raíz de una crisis de combustible que provocó el desplome del sistema de transporte público de pasajeros, acompañada del deterioro de los ingenios azucareros que generó en un despido masivo de miles de trabajadores.

La migración de la población rural hacia las ciudades junto al crecimiento urbanístico sin una previa planificación figuran entre las causas del crecimiento de la actividad del motoconcho.

La tendencia es que siga incrementándose. La población de jóvenes y adultos mayores que incursiona va en aumento. Quienes ofrecen el servicio lo definen como una actividad productividad, independiente y rentable.

De acuerdo con el presidente de la Federación Nacional de Motoconchistas (Fenamoto), Oscar Almánzar, en el país hay una población de 200 mil personas que se dedican a este servicio, aunque el sindicato agrupa a 100 mil motoconchistas.