Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Casa Blanca defiende recortes a estudiantes y ancianos necesitados

WASHINGTON. El jefe del presupuesto del presidente Donald Trump defendió la propuesta de eliminar los aportes a programas extraescolares, que sirven de apoyo principalmente a los niños necesitados, alegando que “no hay pruebas que demuestren” que mejoran el rendimiento de los estudiantes.

Los programas extraescolares “se supone que ayudan a los niños que no son alimentados en casa a recibir alimentación para que rindan más en la escuela”, dijo Mick Mulvaney, director del Presupuesto Federal, en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

“¿Saben qué? No hay pruebas de que estén logrando eso, ayudar a que los niños rindan más en la escuela”, afirmó.

El proyecto de presupuesto de Trump para 2018 suprimiría el programa 21st Century Community Learning Centers, que financia programas escolares antes y después de las clases, así como en verano.

Con este recorte también se privaría a los estudiantes procedentes de familias con pocos recursos, muchos de los cuales no reciben suficiente alimentación en casa, de los alimentos provistos en el marco de un programa de comidas gratuitas financiadas por fondos federales.

Según Afterschool Alliance -una coalición de grupos públicos, privados y sin ánimo de lucro que intenta ampliar los recursos de los programas extraescolares- los recortes de Trump son “una traición a los millones de estudiantes y padres que dependen de los programas extraescolares y de verano”.

Según el proyecto de Trump, este recorte supondrá un ahorro de 1.200 millones de dólares.

Mulvaney también rechazó las preocupaciones por los recortes a un programa que financia comidas para los ciudadanos ancianos necesitados, considerando que “no está dando resultados”.

El grupo sin ánimo de lucro Meals on Wheels dijo que ayuda a 2,4 millones de ancianos que, “debido a sus limitaciones físicas o a motivos financieros, tienen dificultades para comprar o prepararse comidas”.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Anuncian recortes presupuestarios de 600 millones en Puerto Rico

victor_suarez_prSan Juan, Puerto Rico.-El gobierno puertorriqueño adelantó ayer que recortará en unos 600 millones de dólares su presupuesto para el próximo año fiscal, lo que provocaría el cierre de 95 escuelas, la consolidación de 20 agencias públicas y la reducción de rutas del principal medio de transporte público del país.

El secretario de la Gobernación, Víctor Suárez, detalló que los únicos sectores que no sufrirán recortes son la seguridad, la agricultura y el sistema universitario público.

«Tenemos que ser creativos para, ante la austeridad y estrechez fiscal que tenemos y los tiempos que vivimos, podamos mantener la eficiencia, y mejorarla, de los servicios públicos aun cuando contamos con menos recursos económicos», manifestó Suárez en rueda de prensa.

El anuncio surge luego de que el gobernador Alejandro García Padilla enviara la víspera a la Asamblea Legislativa una propuesta que eleva de 7% a 11,5% la tasa del Impuesto sobre Ventas y Uso con el que busca atajar el déficit proyectado de 1.583 millones de dólares para el año fiscal 2015-2016.

Se espera que el gobernador envíe el miércoles a los legisladores una propuesta de presupuesto de 9.800 millones de dólares para el año fiscal que inicia en julio.

Suárez no descartó que, aun con los recortes, sea necesario reducir la jornada laboral de los empleados públicos, lo que dependerá de que la Legislatura apruebe rápido la propuesta impositiva y de presupuesto y el gobierno logre acceso a tiempo a los mercados para tomar prestado el dinero necesario para pagar la nómina pública a partir del 1 de julio.

El partido de García Padilla domina la Cámara y el Senado, pero ya varios legisladores han expresado reservas sobre el proyecto anunciado la víspera por entender que impacta negativamente a los ciudadanos a largo plazo.

Aunque economistas y críticos han dicho que la economía de la isla no aguantaría un nuevo impuesto, el Ejecutivo insiste en que es necesario para evitar un posible cierre del gobierno a principios de julio.

El territorio estadounidense de 3,5 millones de habitantes va por su octavo año de recesión y lucha con una deuda pública de 72.000 millones de dólares y una tasa de desempleo de 11,8%, la más alta en comparación con cualquier estado de Estados Unidos.
Por Prensa Asociada