Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Senado mexicano planta cara a Trump tras decisión de militarizar la frontera

MÉXICO. El Senado mexicano le plantó ayer cara al presidente estadounidense, Donald Trump, y le exigió respeto ante lo que definió como una “irrespetuosa e insultante” conducta hacia México mostrada desde su etapa de candidato presidencial.

En un pronunciamiento aprobado de manera unánime, el Senado condenó las expresiones “infundadas y ofensivas sobre México y los mexicanos” del mandatario y le demandó el trato que requiere una relación “entre países vecinos, socios y aliados”.

Los senadores le exigieron respetar “al pueblo de México” y en su pronunciamiento le solicitaron al Gobierno mexicano suspender la cooperación bilateral en migración y delincuencia organizada mientras Trump “no se conduzca con civilidad y respeto”.

La Cámara Alta cuestionó de instrucción de Trump de militarizar la frontera con México y la calificó de “un agravio más” en una conducta que ha sido “no solamente irrespetuosa sino insultante” desde que era candidato presidencial.

Su conducta ha estado sustentada en “prejuicios y desinformación” y de manera frecuente ha recurrido “a la amenaza y el chantaje”, dijo la senadora Laura Rojas Hernández al leer el pronunciamiento ante el pleno senatorial.

Recordó que como candidato, Trump calificó de una manera generalizada de “violadores y criminales” a los mexicanos y sostuvo que México se había beneficiado de una manera ventajosa de la relación con EE.UU.

Como ejemplo de que los dos países se han beneficiado mutuamente, los senadores mexicanos subrayaron los cinco millones de empleos estadounidenses derivados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las inversiones mexicanas por más de 52.000 millones de dólares en 6.500 empresas de Estados Unidos que han dado empleo a más 120.000 personas.

Sostuvieron que Trump ha enviado de manera reiterada “mensajes de enemistad” a México, como su intención de construir un muro en la frontera y “su absurda pretensión” de que los mexicanos lo paguen, lo que no sucederá de ninguna manera, indicaron.

Sobre la renegociación del TLCAN, el gobierno de Trump ha desarrollado una estrategia contraria a la colaboración y la buena fe, que ha puesto en riesgo la continuidad y mejora de un acuerdo que por tres décadas ha beneficiado a ambas naciones, apuntaron.

Los senadores descalificaron las amenazas de Trump en migración y su decisión de terminar el Programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA), así como supeditar toda solución legislativa a su agenda migratoria, “condicionando así el futuro de millones de jóvenes”.

En su pronunciamiento los senadores resaltaron las últimos mensajes del mandatario estadounidense sobre la política migratoria y su orden de militarizar la frontera con México.

Dicha instrucción es la “última expresión de esta forma en que desde su época como candidato a la Presidencia de Estados Unidos, el presidente Trump se ha conducido con nuestro país”, apostillaron.

El Senado hizo también un llamado urgente al Congreso estadounidense para que inste a Trump a encauzar las relaciones con México sobre las bases del respeto y la colaboración.

Los antecedentes del envío de la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera se remontan a las decisiones de George W.Bush en 2006 y Barack Obama en 2010 con el envío de cientos de soldados en operaciones puntuales.

El Senado ha dejado en claro también que la relación con Estados Unidos es estratégica para los dos países con una multitud de temas de cuya adecuada atención depende la seguridad y la prosperidad de millones de personas en ambos lados de la frontera.

México y Estados Unidos comparten una frontera de más de 3.000 kilómetros con 58 puntos de entrada por los cuales cada día cruzan un millón de personas con documentos.

Más de 35 millones de personas de origen mexicano viven en Estados Unidos y un millón de estadounidenses lo hacen en México, resaltó el Senado.

No obstante esta relación, la forma en que Trump “se comportado es para el pueblo mexicano en su conjunto, y para quienes lo representamos en el Senado, inaceptable e intolerable”, apuntaron.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró que su gobierno esperará a que Estados Unidos aclare el “eventual” envío de fuerzas militares para dar una posición “con toda claridad”.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Barcelona grita «no tengo miedo», sigue operación policial

Una multitud de personas, entre las que sobresale una bandera de Cataluña con un crespón negro, se reúnen para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del ataque extremista en Las Ramblas, Barcelona, el 18 de febrero de 2017. La policía española abatió también a cinco personas que portaban cinturones bomba falsos en la localidad turística de Cambrils horas después de que una camioneta protagonizase un atropello masivo en el centro de Barcelona que causó al menos 13 muertos y más de un centenar de heridos. El grupo EI se atribuyó la autoría del ataque. (AP Foto/Manu Fernandez)

BARCELONA (AP) — La policía española baleó y abatió el viernes a cinco personas que portaban cinturones bomba falsos y perpetraron un ataque con un auto en una localidad turística de la costa catalana, en el este de España, horas después de que una furgoneta atropelló a peatones en un concurrido paseo del centro de Barcelona, matando a al menos 13 personas e hiriendo a más de un centenar.

Los ataques, registrados con apenas horas de diferencia y que seguían el mismo patrón, además de una explosión antes esta semana en otra localidad catalana, están conectados y fueron obra de un grupo terrorista, señalaron las autoridades. Tres personas estaban detenidas, pero el conductor de la camioneta empleada en Barcelona seguía huido y las autoridades intensificaron el operativo para dar con los autores del último atentado extremista en suelo europeo reivindicado por el grupo Estado Islámico.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Barcelona intentaba recuperar la normalidad el viernes. El icónico paseo de Las Ramblas reabrió al público en la mañana y el rey Felipe VI, presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, y otras autoridades estatales y regionales participaron junto a miles de residentes y turistas en un minuto de silencio en una de las principales plazas de la capital catalana.

?¡No tengo miedo! ¡No tengo miedo!?, corearon los asistentes en catalán entre aplausos.

Pero el doble ataque elevó la tensión en un país que no vivía un atentado extremista desde 2004, cuando radicales inspirados por Al Qaeda mataron a 192 personas en ataques coordinados en trenes de cercanías en Madrid. Al contrario que Francia, Gran Bretaña, Suecia y Alemania, que registraron agresiones extremistas en el último año, España se libró de la lista negra gracias a operaciones policiales que detuvieron a unos 200 presuntos yihadistas en los últimos años.

Las fuerzas de seguridad se recuperaban todavía del ataque vespertino en el corazón de Barcelona cuando agentes de servicio en la popular localidad turística de Cambrils, a unos 130 kilómetros (80 millas) al sur de la capital catalana, abatieron a cinco personas cerca del paseo marítimo. Los sospechosos habían arrollado a un grupo de turistas y residentes en un Audi 3 azul.

Una mujer murió el viernes a causa de las heridas sufridas, dijo la policía catalana en Twitter. Otras cinco personas sufrieron lesiones.

Los sospechosos portaban cinturones de explosivos falsos, explicó el consejero de Interior de la Generalitat catalana, Joaquim Forn, a la emisora Onda Cero.

?Eran simulaciones, pero tan bien practicadas que hasta que el Tedax interviene y se practica una explosión no se pudo determinar que eran falsos?, afirmó Forn.

El Audi y un auto policial dañado en el incidente fueron retirados del lugar de los hechos el viernes.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, explicó que se tomaron precauciones tras el atentado de Barcelona, pero que los sospechosos perpetraron su acción a primera hora del viernes en un estrecho acceso al paseo marítimo, que a última hora de la noche suele llenarse de residentes y turistas.

«Estábamos en una terraza, como muchos otros?, relató José Antonio Sáez, testigo de los hechos. «Escuchamos el choque e intensos disparos, después los cuerpos muertos sobre el piso, baleados por la policía. Tenían lo que parecían cinturones bomba?.

Otros describieron escenas de pánico y se pusieron a salvo en el interior de bares y restaurantes hasta que la policía aseguró la zona.

El ataque de Cambrils se produjo horas después de que una camioneta blanca entrase al pintoresco paseo barcelonés de Las Ramblas para arrollar a peatones, circulando en zigzag por la vía atestada de residentes y turistas de todo el mundo.

Los dos incidentes ?están conectados y siguen la misma pista?, dijo Forn en la emisora local RAC1 a primera hora del viernes.

En declaraciones a Onda Cero, el funcionario explicó que los incidentes de Cambrils y Barcelona forman parte de una única investigación, igual que la explosión registrada el miércoles en la noche en la localidad de Alcanar en la que murió una persona.

«No estamos hablando de un grupo de una o dos personas, sino de un grupo más numeroso?, apuntó agregando que la deflagración de Alcanar estuvo causada por bombonas de butano almacenadas en una vivienda y que bomberos y policías que respondieron a la emergencia resultaron heridos.

El atropello masivo en Barcelona, que ocurre en el momento de más actividad de la temporada turística en España, dejó víctimas esparcidas por la icónica calle barcelonesa. A petición de los agentes, muchos se metieron en los comercios cercanos o huyeron en pánico con niños pequeños en brazos.

?Claramente fue un ataque terrorista, con la intención de matar a la mayor cantidad posible de gente?, dijo Josep Lluis Trapero, comisario jefe de la policía catalana, los Mossos D?Esquadra, en una conferencia de prensa el jueves por la noche.

El grupo extremista Estado Islámico se atribuyó el atentado asegurando en un comunicado difundido por su agencia noticiosa Aamaq que el ataque fue perpetrado por ?soldados del Estado Islámico? en respuesta a los llamados de la milicia para arremeter contra los países que participan en la coalición que intenta expulsarlos de Siria e Irak.

En total, las autoridades detuvieron a tres personas por su presunta vinculación con los hechos. El jueves arrestaron a un ciudadano español de Melilla – un enclave español en el norte de África – y a otro marroquí y el viernes al tercer sospechoso. Ninguno fue identificado. La detención del viernes se practicó en la localidad de Ripoll, en el norte de Cataluña, explicó Forn en Catalunya Radio. Uno de los arrestados del jueves estaba también en Ripoll y el otro en Alcanar.

Puigdemont dijo el viernes a Onda Cero que hay al menos ?un terrorista suelto (…) No sabemos si (tiene) capacidad para hacer daño?.

«En Ripoll podría haber más personas conectadas con el grupo?, declare Forn a la televisora TV3, agregando que la policía centra ahora sus pesquisas en la identificación de los cinco muertos en Cambrils además de en la del conductor de la furgoneta de Barcelona.

La televisora estatal RTVE y otros medios identificaron a uno de los detenidos por el ataque de Barcelona como Driss Oukabir, un ciudadano francés de origen marroquí. Según la información de RTVE, Oukabir se presentó ante la policía en Ripoll para reportar el robo de su documentación. Varios medios nacionales dijeron que los documentos fueron hallados en la furgoneta y que dijo que su hermano podría haberlos sustraído.

Citando fuentes policiales, RTVE, el diario El País y TV3 identificaron al hermano, Moussa Oukabir, como el presunto conductor de la camioneta. Forn declinó contestar preguntas al respecto el viernes, alegando que la investigación sigue abierta.

El conductor del vehículo que atentó en Las Ramblas, sigue huido.

«No sabemos si el conductor sigue en Barcelona o no, ni en qué dirección huyó?, señaló Forn a la radio Cadena SER. «Teníamos policías locales en el lugar, pero no pudimos dispararle ya que Las Ramblas estaban atestadas de gente?.

El gobierno regional de Cataluña dijo que entre los fallecidos y heridos hay personas procedentes de 24 países.

 

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Estados árabes furiosos por respuesta catarí a demandas

EL CAIRO. Cuatro países árabes que tratan de aislar a Catar debido a su presunto respaldo a grupos extremistas expresaron su molestia el miércoles por lo que dijeron es una respuesta “negativa” de la diminuta nación del Golfo a sus demandas para poner fin a la crisis en la región.

La respuesta de Doha, dijeron, “no es seria” y muestra la incapacidad de Catar para entender la gravedad de la situación.

El anuncio se dio tras una reunión de los cancilleres de las cuatro naciones _ Arabia Saudí, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin _ en El Cairo, poco después de recibir la respuesta de Doha.

Los cuatro acusan a Catar de apoyar a grupos terroristas y mantener relaciones estrechas con Irán, la potencia chií que es el principal rival de los saudíes en la región.

El canciller egipcio Sameh Shukri les dijo a reporteros que la respuesta catarí a la lista de 13 demandas de los Estados árabes fue “negativa en su totalidad”. No “sentó las bases para el abandono por Catar de las políticas que lleva. Es una posición que no tiene en cuenta la gravedad de la situación”, añadió.

Los ministros no dijeron cuáles serían sus siguientes pasos, algo que, explicaron, sería anunciado tras más consultas. Los cancilleres se reunirán de nuevo en Bahréin, pero no se ha fijado la fecha.

“Esperamos que nuestra sabiduría prevalezca y que Catar eventualmente tome las decisiones apropiadas”, dijo Shukri, quien indicó que los cuatro países actúan contra Irak dentro del marco de las leyes internacionales, y para salvaguardar la paz y la seguridad internacionales.

Pero gran parte de la retórica de los cancilleres fue claramente belicosa.

El ministro de Relaciones Exteriores de EAU, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, dijo que Catar solamente estaba interesado en “destrucción, incitación, extremismo y terrorismo” en lugar de en buenas relaciones con sus vecinos.

Shukri dijo que no se podía permitir que continuasen las políticas de Catar y prometió que la sangre egipcia no se derramaría en vano, en referencia a mortíferos ataques extremistas contra las fuerzas de seguridad en Egipto.

Por HAMZA HENDAWI y MOHAMMED WAGDY, Associated Press

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

La respuesta de The New York Times a las acusaciones de Donald Trump

STX01. Fredericksburg (United States), 20/08/2016.- Republican presidential nominee Donald Trump delivers remarks at a campaign rally in Fredericksburg, Virginia, USA, 20 August 2016. (Estados Unidos) EFE/EPA/SHAWN THEW
STX01. Fredericksburg (United States), 20/08/2016.- Republican presidential nominee Donald Trump delivers remarks at a campaign rally in Fredericksburg, Virginia, USA, 20 August 2016. (Estados Unidos) EFE/EPA/SHAWN THEW

Tras la publicación, el miércoles, de la nota del New York Times sobre el relato de dos mujeres que acusaron a Donald Trump de haberlas abusado sexualmente, la respuesta del candidato republicano a la presidencia fue inmediata y virulenta: esa misma noche, el abogado de la campaña del magnate, Marc E. Kasowitz, le envió una carta el editor general del Times, Dean Baquet, en el que lo amenazaba con una demanda contra el diario si no retractaba la historia,. Además, acusó al periódico de querer darle “una plataforma para cualquier persona que quiera manchar el nombre y la reputación del señor Trump”.

El mismo Trump, durante un acto en Florida este miércoles, habló sobre el tema y dijo que estaba preparando una demanda contra el diario The New York Times, ya que existía “evidencia para contestar a estas mentiras”.

Pero este jueves, a través del abogado general del Times, David E. McCraw, llegó la respuesta del prestigioso diario neoyorquino a esas acusaciones, y fue brutal.

En ella, McCraw dice, en sustancia, dos cosas. La primera: la nota del New York Times no manchó la reputación de Trump. Al contrario, la confirmó. La segunda: invitó a Trump a seguir con su demanda y a enfrentarse en un juicio.

“La esencia del reclamo de difamación, por supuesto, es la protección de una reputación”, escribe McCraw en la misiva dirigida a Kasowitz. “El señor Trump alardea sobre sus toqueteos no consensuados a las mujeres. Él ha presumido de que irrumpe en los vestidores de las participantes en concursos de belleza. Él aceptó hablar con un presentador de radio sobre su propia hija como un ‘pedazo de culo’. Muchas mujeres que no fueron mencionadas en nuestro artículo han reportado públicamente las insinuaciones del señor Trump. Nada en nuestro artículo ha tenido el más ligero efecto sobre la reputación del señor Trump, porque sus propias palabras y sus acciones ya la han creado”.

El abogado, además, desestimó las acusaciones del magnate de “invención total” de la historia y defendió la práctica periodística del New York Times.

“Pero hay un punto más importante que resaltar aquí”, dijo McCraw. “Las mujeres citadas en nuestra historia revelaron un asunto de importancia nacional y que el señor Trump, de hecho, discutió con todo el país que veía el debate presidencial del pasado domingo. Nuestros reporteros, diligentemente, confirmaron los recuentos de las mujeres”.

Y concluyó desafiando a Trump de seguir adelante con su demanda: “Si el señor Trump no está de acuerdo, si cree que los ciudadanos estadounidenses no tienen el derecho a escuchar lo que estas mujeres tienen que decir, y si cree que la ley de este país nos obliga a quienes nos atrevemos a criticarlo a permanecer en silencio o ser castigados, bienvenida sea la oportunidad de vernos en la corte”.

Sigue a continuación la carta completa del abogado del New York Times.

Estimado Sr. Kasowitz:

Escribo en respuesta a su carta del 12 de octubre de 2016 dirigida a Dean Banquet en lo concerniente a su cliente Donald Trump, nominado por el Partido Republicano para la presidencia de los Estados Unidos. Usted escribe con respecto a nuestro artículo “Dos mujeres dicen que Donald Trump las tocó inapropiadamente” y etiquetó la nota como “difamatoria per se”. Usted pide que “lo quitemos de nuestro sitio web y solicita que nos retractemos inmediatamente y una disculpa”. Nos negamos a hacerlo.

La esencia del reclamo de difamación, por supuesto, es la protección de una reputación. El señor Trump alardea sobre sus toqueteos no consensuados a las mujeres. Él ha presumido de que irrumpe en los vestidores de las participantes en concursos de belleza. Él aceptó hablar con un presentador de radio sobre su propia hija como un “pedazo de culo”. Muchas mujeres que no fueron mencionadas en nuestro artículo han reportado públicamente las insinuaciones del señor Trump. Nada en nuestro artículo ha tenido el más ligero efecto sobre la reputación del señor Trump, porque sus propias palabras y sus acciones ya la han creado.

Pero hay un punto más importante que resaltar aquí. Las mujeres citadas en nuestra historia revelaron un asunto de importancia nacional y que el señor Trump, de hecho, discutió con todo el país que veía el debate presidencial del pasado domingo. Nuestros reporteros, diligentemente, confirmaron los recuentos de las mujeres. Ellos presentaron a los lectores la respuesta del señor Trump, incluyendo su enérgico rechazo a los reportes de las mujeres. Le haríamos un daño a nuestros lectores y a la democracia si silenciamos sus voces. Hicimos lo que la ley permite: publicamos información relevante sobre un tema que genera profunda preocupación en la gente. Si el señor Trump no está de acuerdo, si cree que los ciudadanos estadounidenses no tienen el derecho a escuchar lo que estas mujeres tienen que decir, y si cree que la ley de este país nos obliga a quienes nos atrevemos a criticarlo a permanecer en silencio o ser castigados, bienvenida sea la oportunidad de vernos en la corte.

Sinceramente,

David E. McCraw