Categorías
MUNDIALES

Al menos 4 desaparecidos y casi un centenar de heridos en Japón por tifón

TOKIO.- Un fuerte tifón ha dejado un reguero de destrucción en el suroeste de Japón, con un saldo provisional de un fallecido, 4 desaparecidos y 84 heridos, pero ha podido evitarse una tragedia mayor gracias a la alerta previa dada por las autoridades y a la orden de evacuación de hasta 1,6 millones de personas., informaron este lunes medios locales.

Ya desde hace varios días se venía alertando de que el tifón Haishen, el décimo de la temporada, que se estaba acercando desde el sur a Japón, iba a ser excepcionalmente fuerte y con un radio de impacto muy ancho, por lo que se estaba alertando continuamente a la población.

Tocó tierra en la isla de Kyushu cerca de la pasada medianoche, y desde entonces y hasta la mañana del lunes causó estragos en esa región, que incluye ciudades como Nagasaki, Fukuoka o Kumamoto, mientras se dirigía hacia la península coreana.

En un principio la trayectoria indicaba el domingo que el tifón daría de lleno en la península coreana, pero en las últimas horas ha comenzado a desviarse y estaba pasando frente a la costa este, con un impacto menor del que inicialmente se preveía.

En Japón, según un recuento provisional de víctimas, se han registrado al menos un fallecido, cuatro desaparecidos y cerca de un centenar de heridos, la mayoría con lesiones leves por cristales rotos o caídas.

La víctima mortal es una septuagenaria que falleció en la localidad de Akute, en la prefectura de Kagoshima, tras sufrir una caída mientras cumplía la recomendación de las autoridades de evacuar su domicilio, según recoge la cadena estatal NHK.

Los cuatro desaparecidos, tres hombres y una mujer, se encontraban en un edificio de la localidad de Shiiba que albergaba una vivienda y una oficina de una empresa de construcción, el cual resultó destruido por un deslizamiento de terreno de la ladera de una montaña.

Los cuatro desaparecidos son una mujer de 60 años, su hijo de 30 y dos vietnamitas que trabajaban como pasantes en esa empresa, informó la agencia local Kyodo.

Entre los heridos graves se encuentra un hombre que cayó de un tejado y sufrió lesiones en la cabeza.

Las autoridades niponas ordenaron la evacuación de 1,6 millones de personas y recomendaron esa medida para seis millones más, aunque según pasaba el tiempo se iba rebajando la cifra de personas afectadas.

A todas ellas se les pidió que se dirigieran a refugios temporales, aunque según medios locales en varios casos estaban totalmente llenos.

MEDIO MILLÓN DE HOGARES CON APAGONES

Además, cerca de medio millón de hogares tuvieron apagones por varias horas por los daños en la red de distribución eléctrica.

A pesar de que el tifón ya se estaba alejando de Japón a primera hora de esta tarde, la Agencia Meteorológica mantuvo la alerta por las lluvias torrenciales, los fuertes vientos y la marea alta que estaba ocasionado en el suroeste del país.

El informe más reciente de la Agencia Meteorológica difundido a las 14.45 hora local (5.45 GMT) indicaba que el tifón registraba unos vientos con una velocidad de 126 kilómetros por hora y ráfagas de 180, desplazándose pegado a la costa oriental de Corea del Sur.

La presión atmosférica en el ojo del tifón a la misma hora era de 970 hectopascales, pero a primera hora de hoy llegó a 940 hectopascales. Cuanto menor es la cantidad de hectopascales mayor es el impacto por los fuertes vientos y la lluvia generada.

La oficina meteorológica llegó a calificar la intensidad de Haishen como “extremadamente fuerte”.

El paso del tifón motivó la cancelación de casi un millar de vuelos el domingo y el lunes, y el servicio ferroviario en la región de Kyushu estuvo interrumpido tanto en los trenes bala como en el resto de las unidades.

La temporada de tifones en el Pacífico suele comenzar a partir de mayo y se prolonga por lo general hasta octubre.

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS VIDEOS

VIDEOS: Un fuerte tifón deja muertos y siembra la destrucción a su paso por China (18+)

El huracán, que alcanzó una velocidad máxima de 175 kilómetros por hora, ha obligado a evacuar a unas 27.000 personas y ha causado numerosos daños materiales.

El violento tornado Hato, que tocó territorio chino este miércoles cerca de la ciudad china de Zhuhai (provincia Guangdong), se ha cobrado la vida de al menos 12 personas y ha dejado más de 150 heridos, informan medios del país asiático.

Ocho personas perdieron la vida en la región administrativa de Macao mientras que otras cuatro murieron en la parte continental de China.

Hong Kong ha elevado su señal de advertencia de tifones a nivel máximo. En medio de las lluvias torrenciales y el fuerte viento, que alcanzó este miércoles los 175 kilómetros por hora, unas 27.000 personas fueron evacuadas a refugios temporales, mientras que unas 664 hectáreas de tierras de cultivo han resultado dañadas.

El tifón, que ha sido calificado como la peor tormenta en esta zona en los últimos cinco años, ha causado numerosas inundaciones, cortes de electricidad, daños materiales y ha afectado al transporte público. Además, empresas, escuelas, estaciones de tren y aeropuertos de la zona sureña han cerrado debido al potente tifón. Según el diario ‘South China Morning Post’, sólo un avión logró aterrizar en el aeropuerto internacional de Hong Kong.

Les advertimos que la siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Se estima que el fenómeno ya ha causado en Hong Kong pérdidas de entre 4.000 y 8.000 millones de dólares.

Hato sigue avanzando hacia el oeste, hacia el interior del país asiático, si bien está perdiendo la fuerza, según las autoridades de Hong Kong.

 

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Muertos por tifón en Filipinas ascienden a seis mil

desastre_tifon_filipinasMANILA, Filipinas. AP. La cifra de muertos por el tifón Haiyan, que golpeó la región central de Filipinas el ocho de noviembre, ha llegado a los seis mil, con cerca de mil 800 personas desaparecidas, informaron las autoridades hoy.

La agencia de respuesta a desastres del gobierno filipino dijo que han confirmado la muerte de seis mil nueve personas y que se desconoce el paradero de otras mil 779. El tifón es el desastre natural más mortífero registrado que haya golpeado a Filipinas.

El alcalde Reynaldo Balido, portavoz del Consejo para la Reducción de Riesgos y Manejo de Desastres Nacionales, dijo que todavía se están encontrando al menos 20 cuerpos cada día bajo los escombros en la ciudad más afectada por el tifón, Tacloban.

Durante la noche, se añadieron 27 muertes a la cifra difundida el viernes. Las casas de más de 16 millones de personas quedaron arrasadas o dañadas y las autoridades dicen que la reconstrucción tomará al menos tres años.
Por Prensa Asociada
Periodico Hoy

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Filipinas: Huérfanos por tifón narran experiencia

FILIPINAS-TIFON HUERFANOSTACLOBAN, Filipinas (AP) — La adolescente de cabello rebelde en una cola de caballo se enjuga las lágrimas mientras sostiene a su inquieto hermano de tres años, que se aferra a ella y solloza de vez en cuando. Ambos han sido inseparables desde que perdieron a sus padres durante el tifón Haiyan.

«Las aguas eran muy fuertes. También el viento y la lluvia», dijo Shylyny Therese Negru, de 15 años. «Nuestro hogar se quebró en dos».

Ella y sus tres hermanos sobrevivientes, de tres, seis y 12 años, están entre el número indeterminado de niños del este de Filipinas que perdieron a sus padres en la poderosa tormenta del 8 de noviembre. Zafrin Chowdry, una portavoz de la UNICEF, dijo que la agencia ha estado ayudando para rastrear a familiares de los niños afectados y contactarlos con sus parientes.

El saldo de muertos de Haiyan, uno de los tifones más fuertes que haya sido registrado, aumentó a 5.560 y hay otras 1.757 personas desaparecidas, informaron el jueves las autoridades. La ONU indicó que al menos 14 millones de personas resultaron afectadas, entre ellas 1,8 millones de menores desplazados.

La tormenta arrasó casi por completo el vecindario a la orilla del mar donde vivía la familia de Shylyny en Tacloban, una ciudad costera devastada por el tifón. Ella y sus hermanos viven ahora con la tía de su madre en Burauen, un poblado agrícola aproximadamente a 40 kilómetros (25 millas) de Tacloban. Algunos amigos les regalaron ropa.

«No importa que hubiéramos perdido todo, siempre y cuando pudiéramos tener a nuestros padres», dijo Shylyny, estudiante de secundaria que sueña con ser contadora o periodista. La menor acepta que sus padres están muertos y ahora sólo desea encontrar sus cadáveres y el cuerpo de un hermano que tampoco sobrevivió.

Shylyny dijo que subió al techo de la casa de dos pisos de la familia cuando el nivel del agua subió repentinamente. Ella y sus hermanos se aferraron a lo que estuviera a la mano para sobrevivir.

«En un momento estaba mirando a mi madre y me voltee, cuando volví a mirar ya no estaba «, recuerda sollozando.

Su hermano Richard Chris Negru, de 12 años, tomó la mano de su madre, pero la mujer no podía moverse porque las piernas quedaron atrapadas bajo los escombros.

El niño asegura que la madre le dijo que cuidara a sus hermanos menores y fuera un buen chico. Luego se soltó y las aguas la arrastraron.

El padre logró subir al techo a dos de los niños más pequeños, pero desapareció también en las aguas poco después. Richard Chris tomó a sus dos hermanos y todos lograron subirse al techo de una vivienda vecina.

Shylyny trató de salvar a su hermano de 10 años, Richard Lawrence Dacuno, que sufría discapacidad mental. Ella lo sostuvo mientras el nivel del agua aumentaba, pero luego fue golpeada por escombros y lo soltó.

«Pensé que yo no sobreviviría porque no sé nadar y me sentía débil», dijo.

La menor se agarró a la camisa de un vecino y él la ayudó a llegar a una zona más alta. Después, Shylyny encontró a sus otros hermanos en el techo de la casa vecina.

El cadáver de Richard Lawrence fue hallado en las escaleras de una casa vecina ese mismo día. Los socorristas colocaron su cuerpo al lado de la carretera junto con los de otras víctimas. El abuelo de los niños, Ricardo Negru Jr., de 70 años, lo dejó ahí durante la noche para buscar a un primo de Shylyny. Al regresar, el cadáver había desaparecido. Más de dos semanas después, la familia sigue buscándolo.

Negru cree que es muy probable que lo hayan enterrado en una de muchas fosas comunes de la ciudad y asegura saber en cuál.
Por TERESA CEROJANO
Associated Press

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

ONU admite que Filipinas debió haber recibido ayuda por el tifón mucho antes

manila_tifonManila, Filipinas.-La ONU admitió hoy que la ayuda humanitaria que necesitó Filipinas después del paso del tifón «Haiyán» por el centro del país, que ha causado 5.240 muertos y millones de desplazados, debía haber llegado mucho antes.

«Todos podíamos haber reaccionado más rápido», aseguró a Efe la coordinadora humanitaria de la ONU en Filipinas, Luiza Carvalho, quien reconoció que no esperaban que «Haiyan», con vientos de hasta 315 kilómetros por hora, dejara tras de sí tanta destrucción.

La mayoría de la asistencia no llegó hasta más de una semana después del paso del tifón.

«Honestamente, creo que nadie se lo esperaba. Fue apabullante», afirmó Carvalho en referencia a las numerosas críticas que ha recibido la respuesta humanitaria al desastre de Filipinas.

En una entrevista concedida en las oficinas de la ONU en Manila, Carvalho explicó que la lentitud de la respuesta humanitaria se debió, además de al factor sorpresa, a que la aglomeración de situaciones de crisis en Filipinas de este año debilitó la capacidad del Gobierno, las organizaciones internacionales y las ONG.

En poco más de tres meses, Filipinas ha vivido un asalto de más de dos semanas a la ciudad de Zamboanga, en el sur, por parte de rebeldes y el consecuente secuestro de más de 200 residentes, un terremoto de 7,2 grados en Bohol, que mató a 220 personas, y el paso de «Haiyan», considerado el tifón más potente de la historia del país.

«Ha sido un año muy atípico, y a todos nos quedaban pocos recursos para poder responder a tantos sucesos», aseveró la representante de la ONU.

Uno de los mayores imprevistos fue que la subida del nivel del mar, que en algunas zonas alcanzó los 10 metros, se llevó por delante todas las provisiones que se habían distribuido por las zonas más vulnerables en los días anteriores a la llegada del tifón.

«Antes de que el tifón tocara tierra, distribuimos recursos una vez que supimos su trayectoria y su fuerza, pero fue tan intenso que se lo llevó todo por delante», explicó Carvalho.

Carvalho apuntó asimismo como causa de la magnitud del desastre a la falta de comunicación del Gobierno de Filipinas con los ciudadanos sobre la fuerza del tifón y sus posibles consecuencias, algo que la representante de la ONU asegura que las autoridades han admitido y están estudiando.

Según Carvalho, el Gobierno está haciendo observaciones interesantes, y una de ellas es que no se trata solo de tener una estrategia de comunicación, sino de analizar qué es lo que está entendiendo el pueblo.

«Se dice que si las autoridades hubieran utilizado la palabra ‘tsunami’ en lugar de ‘marejada ciclónica’, la gente habría estado más atenta y no habría habido tantas víctimas, porque la palabra ‘tsunami’ tiene un valor histórico enorme», señaló la profesional.

Algunas zonas costeras de Filipinas, como la localidad de Tacloban, quedaron tan destruidas que grandes áreas de la ciudad tendrán que ser reconstruidas casi por completo.

«Tacloban nunca volverá a ser lo que era, eso es imposible. Estaba demasiado cerca de la costa, hasta el punto de que en algunas zonas que estaban por debajo del nivel del mar se habían construido casas», dijo la oficial de la ONU.

El PNUD, indica Carvalho, ya hizo un estudio hace dos años en el que indicó que Tacloban era una de las zonas más vulnerables a subidas del nivel del mar, que apuntó podrían ser de 3 a 10 metros.

«Había zonas en las que no se debía haber construido, pero había casas. Esto no puede volver a repetirse», instó Carvalho.

Para Carvalho, lo que hay que hacer es construir de forma diferente.

«El 80 por ciento de la población de Filipinas vive en la costa, y de ella un 30 por ciento vive en zonas muy bajas, y eso hay que cambiarlo», subrayó.

El «Haiyan» fue el tifón más fuerte registrado y el segundo desastre más mortífero en las historia reciente de Filipinas.
Por Agencia de Noticias EFE
Via Listin Diario

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

La ONU cifra en 13 millones los afectados por el tifón Haiyan en Filipinas

tifon_huayanGinebra.-Las agencias humanitarias de la ONU cifraron hoy en 13 millones el número de afectados por el paso del tifón Haiyan en Filipinas, y en cuatro millones el de personas desplazadas internas, de las que sólo el 10 % se encuentran en centros de evacuación.

«Más de 392.000 personas están viviendo en los 1.587 centros de evacuación que se han creado, concentrados sobre todo en la zona de Visayas», indicó hoy en Ginebra el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke.

Además, han sufrido graves daños cerca de 1,1 millones de hogares, de los cuales la mitad están completamente destruidos.

Según los datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la gran mayoría de los desplazados internos proceden del área de Tacloban, una de las más afectadas por el tifón, y muchos de ellos han huido a zonas lejanas como Cebu y Manila.

«Poco después del tifón, mucha gente abandonó la zona afectada por mar y aire y los aviones que reparten ayuda humanitaria desde Cebu a Tacloban regresan cada día con personas desplazadas», precisó el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards.

ACNUR ha creado un equipo que trabaja en los alrededores el aeropuerto de Tacloban para recopilar información sobre las necesidades de las personas desplazadas.

Ayer, varios de estos equipos fueron también desplegados en Ormoc, al oeste de la isla de Leyte, y en Guiuan, al este de Samar, donde el tifón tocó tierra en un primer momento.

ACNUR continúa enviando ayuda humanitaria por avión a las zonas afectadas, ya que en los próximos días aterrizarán en el aeropuerto de Cebu nueve aviones cargados con 10.000 tiendas, 112.000 mantas, 66.000 lonas de plástico, 9.000 linternas solares y otros suministros con los que se espera cubrir las necesidades de 100.000 personas.

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del total de afectados más de cinco millones son niños, en riesgo de malnutrición y vulnerables no sólo a brotes de enfermedades -ya hay casos de diarrea aguda entre menores-, sino también a violaciones y abusos.

En total, en torno a 1,7 millones de niños son desplazados internos y, desde UNICEF, indicaron que han recibido informes de casos de niños solos, separados de sus familias, en las ciudades de Tacloban y Ormoc.

Para prevenir más casos de diarrea y la transmisión de enfermedades, esta agencia de la ONU se ha ocupado de facilitar el acceso a agua potable y saneamiento a unas 200.000 personas en Tacloban y a 49.000 en Cebu y Capiz.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desplegado hasta 22 equipos médicos en las tres regiones del país, y otros doce están listos para comenzar a trabajar en cuanto sean requeridos.

«Todavía hay gente en las zonas afectadas que necesita atención médica por heridas, especialmente en las áreas de acceso difícil a las que estamos empezando a entrar ahora», señalaron desde la OMS.

De los 301 millones de dólares que según la ONU son necesarios para responder a esta catástrofe, por el momento se ha logrado el 28,8%.
Por Agencia EFE
Via Listin Diario

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

La ONU pide 301 millones dólares para los afectados por el tifón en Filipinas

tifon_filipinasManila, Filipinas.-Naciones Unidos instó hoy a la comunidad internacional a enviar ayuda por valor de 301 millones de dólares a Filipinas, donde centenares de miles de víctimas carecen de acceso a alimentos y agua a causa del tifón «Haiyan», que asoló la región central del país.

Las agencias del organismo multilateral llamaron a lograr esa cantidad para desarrollar la respuesta de emergencia durante seis meses en el país, mientras la jefa de ayuda humanitaria de la ONU, Valerie Amos, pedía un mayor esfuerzo ante la magnitud de la devastación causada por el tifón.

De momento, la comunidad internacional ha ofrecido 54 millones de dólares en asistencia de emergencia a Filipinas, según informó el Departamento de Asuntos Exteriores filipino, que precisó que la ayuda incluye dinero, equipos médicos y de rescate, y material de primeros auxilios.

Se trata de aportaciones procedentes de 28 países, varias organizaciones internacionales y la Unión Europea (UE), que hoy anunció que ampliará su donación a unos 13 millones de dólares que se destinarán a tareas de reconstrucción.

Y el papa Francisco, que el domingo pidió rezar por las víctimas y pidió que llegara «ayuda concreta» a los damnificados, dispuso hoy de una primera donación de 200.000 dólares, que será distribuida a las iglesias católicas locales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también se comprometió a enviar un cargamento de medicinas para cubrir las necesidades básicas de 120.000 personas durante un mes y suministros para 400 intervenciones quirúrgicas.

Mientras tanto, el recuento oficial de muertos no deja de aumentar casi al mismo ritmo que la desesperación entre los supervivientes que sufren escasez de agua potable, comida y no encuentran cobijo.

Cuatro días después del paso del tifón, el Gobierno filipino cifró en 1.744 el número de muertos hasta el momento, aunque datos extraoficiales e informes de campo hablan de decenas de miles de fallecidos.

Naciones Unidas, por su parte, estimó en más de 10.000 el número de víctimas mortales provocadas por el tifón, una cifra que las autoridades locales de Tacloban estimaron el pasado domingo solo en esta localidad, la capital de la isla de Leyte, y una de las zonas más afectadas por la tormenta.

El Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino prosigue con el lento recuento oficial en su último informe publicado en el que también habla de 2.487 heridos.

Cerca de 10 millones de filipinos se han visto afectados por los estragos creados por el tifón, bautizado como «Yolanda» por las autoridades locales, de los cuales al menos 660.000 son desplazados, según el recuento del órgano gubernamental.

La escasez de bienes de primera necesidad ha creado un clima de histeria entre los supervivientes que hambrientos y sin nada que beber deambulan por las carreteras de la región.

El portavoz de Defensa Civil, Reynaldo Balido, declaró que el restablecimiento del orden en Tacloban y otras áreas es una de las «principales prioridades», mientras la Policía Nacional y el Ejército ha enviado a la zona efectivos de refuerzo para asegurar la paz y el orden en la región.

Para socorrer a las víctimas y lograr el restablecimiento de la normalidad, el portaaviones USS George Washington, flanqueado por otros barcos de la Armada de Estados Unidos y el buque de guerra británico HMS Daring, se dirigen hoy a Filipinas.

Son parte de la ayuda internacional que llega con cuentagotas a la zona afectada, que asimismo se ocupará de buscar a posibles supervivientes.

Mientras, la aerolínea comercial filipina Cebú Pacific canceló hoy algunas rutas comerciales para que sus aviones ayuden en la evacuación de los damnificados en el aeropuerto de Taclobán.

Al menos cuatro vuelos con destino a la ciudad, una de las más arrasadas por el paso del tifón «Haiyan», desde Cebú han sido fletados por la compañía, indicó la aerolínea en un comunicado.

«Los trabajadores de Cebú Pacific en Tacloban están haciendo todo lo posible para acomodar a los pasajeros en manera ordenada, teniendo en cuenta el gran número de personas en el aeropuerto», indicó en un comunicado la compañía.

Miles de afectados se agolpan en las cercanías de las instalaciones aeroportuarias donde, ante la falta de comida, agua y otros artículos de emergencia, ruegan por una plaza para abandonar la ciudad.
Por Agencia EFE

Categorías
MUNDIALES NOTICIAS

Paso de tifón deja muerte y penurias

tifon_filipinasTacloban, Filipinas.-Unas 10,000 personas habrían muerto solamente en una ciudad en Filipinas a causa de uno de los peores tifones en la historia que provocó marejadas gigantes, destruyó viviendas, escuelas e inmuebles en el aeropuerto, dijeron este domingo las autoridades.

Los potentes vientos causaron estragos en varias islas del centro del país, personas quedaron sepultadas bajo toneladas de escombros y numerosos cadáveres colgaban de los árboles.

El jefe de la policía regional, Elmer Soria, dijo que el gobernador de la provincia de Leyte, Dominic Petilla, le informó la noche del sábado de 10.000 muertes en la región, principalmente por ahogamiento y derrumbe de inmuebles. La cifra del gobernador se basaba en informes de funcionarios locales en zonas azotadas el viernes por el tifón Haiyan.

Tecson Lim, el gerente municipal de Taclobán, dijo que la cifra de muertos tan solo en esta ciudad del centro del país “podría ser de hasta 10.000”. Tacloban, de 200.000 habitantes, es la capital de la provincia de Leyte y la ciudad más grande de la isla de leyte.

En la isla de Samar, frente a Tacloban, Leo Dacaynos, de la oficina de desastres de la provincia, dijo el domingo que está confirmada la muerte de 300 personas en la localidad de Basey y que 2.000 están desaparecidas.

Dijo que la tormenta causó olas hasta de seis metros (20 pies) cuando el tifón azotó el viernes la zona antes de dirigirse a Tacloban.

Hay otras localidades en Samar con las que no se ha establecido comunicación, dijo, y exhortó a que se envíe a la zona afectada agua y alimentos. La energía eléctrica quedó interrumpida y no funciona la telefonía celular; las telecomunicaciones sólo son posibles mediante radio.

Continuaban llegando informes sobre decenas de víctimas fatales y daños de las otras cuatro islas.

El tifón azotó el viernes las seis islas del centro de Filipinas, donde destruyó edificios y arrasó con viviendas debido a sus vientos de 235 kph (147 mph) y ráfagas de 275 kph (170 mph).

Con esa potencia, Haiyan sería comparable a un huracán de categoría 4 en Estados Unidos y casi alcanzaría la categoría 5, la máxima.

Los vientos del tifón disminuyeron el domingo a 166 kph (103 mph), aunque registra rachas mayores; según las previsiones, perderá fuerza cuando alcance el lunes en la mañana la provincia de Thanh Hoa, en el norte de Vietnam.

En Tacloban, la ciudad más afectada por el tifón, unos 300-400 cadáveres fueron recuperados pero “muchos más continúan bajo los escombros”, dijo Lim. Una inhumación colectiva estaba prevista para el domingo en la localidad de Palo, cerca de Tacloban.

Había muchos cadáveres entre las ramas de los árboles, en inmuebles y las aceras.

“Camino al aeropuerto vi muchos cuerpos en las calles”, dijo Mila Ward, de 53 años, filipina nacida en Australia. Ward aguardaba en el aeropuerto de Tacloban un vuelo militar para regresar a Manila.

Tim Ticar, funcionario local de turismo, dijo que 6.000 visitantes extranjeros y nacionales estaban varados en la popular isla de Boracay, uno de los sitios turísticos que estuvieron en la ruta del tifón.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ofreció sus condolencias y dijo que las agencias humanitarias de la organización trabajaban estrechamente con el gobierno filipino para prestar asistencia urgente.

EL FEROZ TIFÓN CAMBIA LA GEOGRAFÍA FILIPINA
El tifón Haiyan, uno de los más fuertes de la historia de Filipinas, ha cambiado radicalmente el paisaje de la costa de algunas islas del archipiélago, donde se calcula que ha causado más de 10,000 muertes y ha dejado un paisaje de destrucción total y en completa desesperación a los afectados.

La ciudad de Tacloban, hasta la fecha la más afectada del país, en la provincia oriental de Leyte, fue de las primeras que golpeó Haiyan, denominado Yolanda en Filipinas, con ráfagas de viento de hasta 315 kilómetros por hora en la mañana del pasado viernes.

Antes de la llegada del tifón, varias ONG se desplazaron a la zona, puesto que los expertos preveían que Leyte sería muy afectada por el tifón, pero poco pudieron hacer para ayudar a los 218,000 habitantes de Tacloban.
Por Prensa Asociada
Via Listin Diario